El Faunito fue el último lugar en que se le vio al exgobernador de Veracruz; tiene una superficie de más de 60 mil metros cuadrados; tiene alberca, dos canchas de tenis, cabañas…

El Gobierno de Veracruz tomó posesión del rancho El Faunito, ubicado en Fortín de las Flores, en Veracruz; una propiedad de más de 60 mil metros cuadrados que pertenecía al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, y fue escriturado supuestamente a uno de sus prestanombres.

 Es un antiguo casco de hacienda, con una superficie de más de 60 mil metros cuadrados en pleno de Fortín de las Flores, esto es pegado a la ciudad de Córdoba”, dijo por la mañana en entrevista televisiva el gobernador Miguel Ángel Yunes.

Indicó que el inmueble “es una casa enorme, se estima que vale por encima de 200 millones de pesos”.

De acuerdo con el mandatario estatal, quien hoy asumió, El Faunito es una propiedad que Duarte tenía pensado ocupar al terminar su gobierno.

Fue uno de los últimos lugares en que se le vio antes de escapar. Es una casa en la que se construyó todo un módulo para la familia Duarte”.

A la entrada se “aprecia una alberca a la orilla de un río junto a una barranca, tiene dos canchas de tenis, hay cabañas, tiene todas las instalaciones adecuadas para vivir con gran comodidad y para recibir a muchas personas”.

Yunes destacó haber logrado que la casa fuera devuelta a los mexicanos.

Es una casa en donde invirtieron más de 200 millones de pesos robados a los veracruzanos, donde Duarte pensaba recibir y hoy no va a recibir a nadie. Hoy la vamos a monetizar, la vamos a vender en subasta pública… y con los recursos que de ahí se obtengan, se repararán hospitales, terminar hospitales especializados en niños que están siendo víctimas del abandono en los hospitales públicos de Veracruz”.

Afirmó que días antes de huir, Duarte fue a El Fortuito y sacó una serie de documentos y bienes, “llegó acompañado de un grupo de personas y un camión de mudanza.