• El exgobernador Fidel Herrera Beltrán planea quitar al dirigente del PRI estatal, Amadeo Flores Espinosa e imponer a uno de sus títeres para como dé lugar reinsertar la Fidelidad en el partido.

Viernes 2 diciembre, 2016

Desprotegido por los cuatro flancos, amenazado política y judicialmente por su mayor enemigo, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien este jueves en su toma de protesta lo amenazó con llevarlo a tribunales, el exgobernador Fidel Herrera Beltrán ha empezado a mover con enjundia a sus títeres para colocar en la dirigencia estatal del PRI a uno de su grupo y quitar de en medio al actual dirigente Felipe Amadeo Flores Espinosa.

En una batalla que tiene varios meses, este jueves se intensificó la asonada para tirar al de Cotaxtla, financiada por el diputado federal Jorge Carvallo Delfín, quien busca a como dé lugar reinsertar a la Fidelidad y aprovechar la dirigencia partidista para medrar con las candidaturas municipales de 2017 y convertir al partido en una oposición beligerante e insidiosa.

En el intento, el cónsul en Barcelona y el grupo de diputados federales duartistas encabezado por Jorge Carvallo Delfín y Érick Lagos Hernández, tienen a un ejército de impresentables, como Marlon Ramírez, cabeza visible del grupo quien recibe recursos de Carvallo; el exdiputado local Marco Antonio del Ángel Arroyo, hijo de César del Ángel Fuentes y sucesor en el liderazgo del Movimiento de los 400 Pueblos; Octavio Pérez Garay, hijo de una mujer cercanísima a Carvallo; Gonzalo Morgado Huesca, asesor del grupito, amargado por no haber podido ser diputado local plurinominal y, este jueves, la eterna aspirante a cualquier puesto de elección popular en la región de Martínez de la Torre, Lorena Piñón Rivera, inseparable del también diputado federal Érick Lagos Hernández, pese a que en la elección pasada renunció al PRI para afiliarse al Partido Nueva Alianza (Panal).

Aprovechando la visita de este viernes al Puerto de Veracruz de Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional priista, Lorena Piñón publicitó una carta para pedir que de inmediato se lance convocatoria para elegir nuevo dirigente estatal, invocando un acuerdo del exdirigente Manlio Fabio Beltrones del 3 de febrero pasado en que se le reconoce la temporalidad de la gestión de Amadeo hasta concluido el proceso electoral del 5 de junio pasado.

En una carta que tuvo amplia difusión estatal y nacional, Lorena Piñón y su grupo señalan que “es urgente un relanzamiento del Partido en Veracruz, además que muchos militantes no están de acuerdo con la “ratificación” de Amadeo Flores y el acuerdo al que aludo concede el asidero legal para que se vaya. La ausencia de liderazgos estatales en el reciente Consejo Político, deja en evidencia que además del impedimento legal, también existe la inviabilidad política de su liderazgo”.

Lo que no señala en su carta es un acuerdo similar, firmado por Enrique Ochoa Reza, en que ratifica a Amadeo para dirigir al PRI veracruzano en el proceso electoral 2016-2017.

Los fidelistas, como se ve, andan desesperados, y es que ya perdieron el respaldo político y el enorme negocio que representa el PRI estatal.

 ¿Quién es la expriista que quiere desbancar a Amadeo?

La carta suscrita por Lorena Piñón muestra su desconocimiento respecto a la ratificación del acuerdo por parte del actual dirigente nacional. La trayectoria de quien suscribe el llamado es originaria del municipio de San Rafael, fue encargada del despacho en el Injuver, exsecretaria del ONMPRI y ocupó la secretaría adjunta de la Presidencia del PRI hasta la llegada de Amadeo Flores Espinosa.

En 2013 se registró como precandidata a la presidencia municipal de San Rafael, con el apoyo de Maru Pinete Vargas, lideresa estatal del Movimiento Territorial, y de Sheila Flores, secretaria general de Mujeres Jóvenes en el estado de Veracruz. Sin embargo, el candidato fue Felipe Romagnoli, por lo que traicionó al PRI y apoyó al candidato del PRD y actual alcalde, Héctor Lagunes Reyes, expriista apoyado financieramente por Fidel Herrera Beltrán.

En febrero pasado, Lorena Piñón Rivera presentó su renuncia a la secretaría adjunta con el propósito de buscar la candidatura a la diputación local por el distrito de Martínez de la Torre, Para ello, sostuvo reuniones con actores políticos nacionales de diferentes partidos, entre ellos, Luis Castro Obregón, dirigente nacional de Nueva Alianza. En ambos intentos por alcanzar una candidatura, no logró el consenso de los grupos locales por diferencias personales con muchos de ellos.

Es conocida su estrecha relación personal con el diputado federal Érick Lagos Hernández, quien la impulsa a los cargos públicos que ha ocupado y la invita a colaborar al Comité Directivo Estatal del PRI. Y es a través de voceros y medios de comunicación afines al diputado federal como se hace difusión de la carta publicada este jueves, en la víspera de la visita del dirigente nacional.

La carta forma parte también de las acciones emprendidas por la corriente de diputados federales duartistas encabezada por Érick Lagos en contra del dirigente estatal priista. A esta corriente se suma la diputada Regina Vásquez Saut, Secretaria General del CDE, quien hizo una severa crítica por la falta de pago a los trabajadores del PRI.

Fuente: formato7.com