Por Alejandro Soto Domínguez

Xalapa, Ver., 7 diciembre de 2016

Con los resultados que INEGI hoy publicó, el PIBE estatal observó nuevamente un raquítico crecimiento (0.2 por ciento) respecto al 2014, que lo ubica en el rango nacional dentro de las primeras seis entidades federativas con crecimiento negativo o muy pobre. Las consecuencias de esta cifra, en un PIBE per cápita negativo por tercer años consecutivo, cada año a partir del 2013, nos toca un pedazo de pastel económico menor. Se confirma las cifras del CONEVAL que señala el crecimiento de la pobreza laboral.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publico hoy 6 de diciembre los resultados del “Producto Interno Bruto por Entidad Federativa 2003-2015, base 2008”. Destacando lo siguiente:

  • Los estados que ocupan los primeros lugares en crecimiento económico desde hace un buen tiempo son: Querétaro (7.7 por ciento), Baja California (7.0 por ciento) y Guanajuato (6.4 por ciento). El promedio nacional fue de 5 por ciento.
  • En las actividades primarias integradas por la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza, Veracruz se desempeño con un crecimiento de 4 por ciento; en las actividades secundarías por tercer año consecutivo tiene una caída de 4.2 por ciento, y en las terciarias observa un crecimiento de 3.3 por ciento. La locomotora del crecimiento económico estatal está descompuesta, las actividades industriales observan una impresionante caída, especialmente las manufacturas. Los estados con mejor desempeño económico, son los que observan mayor crecimiento de las actividades industriales, así de simple.
  • Con las números arriba mencionados, entre otros efectos, para el 2017 disminuirán los ingresos fiscales de Veracruz de acuerdo con la LCF. Seguirá la sequía económica.