• *La diputación de la CNC presentó una iniciativa con la cual se pretende que la Sagarpa norme la conformación de la libre asociación de los campesinos, señaló

Por Antonio Sánchez

Xalapa, Ver., 8 de diciembre de 2016.- En entrevista, Luis Gómez Garay; dirigente nacional de la UGOCP, señaló que al campo Veracruzano le fue muy mal al concluir la administración pasada del gobierno del estado que encabezó el prófugo de la justicia Javier Duarte y su testaferro Ramón Ferrari Pardiño, titular de la Sedarpa.

Dijo que “tuvo graves consecuencias al no llegar los recursos de parte del gobierno del estado para el campo y los productores, ya que se desviaron recursos que eran para proyectos productivos que ya estaban autorizados y ese dinero no se sabe en bolsa de que funcionario quedo”.

Apuntó que “con la Sagarpa se está haciendo la determinación de proyectos de manera directa, y una vez que se dispersen 200 millones de pesos puedan entra 180 millones de pesos adicionales que las organizaciones campesinas acordaron con el subsecretario de hacienda y que puedan llegar al campo veracruzano”.

Agregó que “casi quedaron 400 millones de pesos con los cuales las organizaciones campesinas contamos que se puedan dispersar en beneficio de los pequeños productores veracruzanos, las organizaciones estaremos evaluando la viabilidad de presentar las denuncias correspondientes sobre los desvíos, y en ese sentido estaremos teniendo un acercamiento con el nuevo titular de la Sedarpa, Guzmán Avilés”.

Dio a conocer que “la diputación de la CNC en el Congreso de la Unión presentó una iniciativa con la cual se pretende que la Sagarpa norme la conformación de la libre asociación de los campesinos, por lo que la dependencia federal definiría si los productores o una asociación de campesinos pueda ser o no ser constituida conforme a la ley”.

Manifestó que “seria atentatorio con los derechos de libre asociación, y le permitiría meterse a la vida de las organizaciones campesinas y dictaminar cuales son democráticas y cuáles no, les urge tanto aprobarla que el próximo martes la pasaran al pleno, por lo cual cerca de 150 organizaciones de carácter nacional, estatal y regional vamos a estar pendientes de la discusión de la misma”.

Gómez Garay, apuntó que “no se puede legislar sin que estén presentes aquellos los que van hacer impactados por esa ley, si un grupo de campesinos en cualquier parte del país, decide que quiere integrarse para un determinado fin, primero le tendrían que pedir permiso a la Sagarpa y si esa dependencia define a que ellos no pueden representar a los campesinos, entonces no les da permiso”.

Para finalizar, acusó que “es una ley retrograda, es una ley que tiene su origen en la antigua ley cañera en la que solo había dos sindicatos la CNC y la CNPR, y otra que quisiera representar a los cañeros no tenía ninguna posibilidad porqué se tenía que afiliar a una o a otra, que después de 30 años fue derogada”, finalizó