La bancada del PRI en el Senado de la República hizo un exhorto a que se convoque a periodo extraordinario con la finalidad de analizar el planteamiento de un marco jurídico que establezca los alcances de la actuación de las Fuerzas Armadas del país en la tarea de reforzamiento de la Seguridad Pública.

El coordinador parlamentario del PRI en la Cámara Alta, Emilio Gamboa Patrón sostuvo que ante el llamado de los mandos al frente de las Fuerzas Armadas y del propio presidente de la república, es vital que se trabaje en la definición de la Ley de Seguridad Interior, con la finalidad de actualizar y delimitar la actuación de marinos y militares en su colaboración en la lucha contra la delincuencia organizada.

Debe haber justo equilibrio entre la plena protección de los derechos humanos y el trabajo que realizan el Ejército y la Marina”, expuso a través de un comunicado.

El senador dijo que, de lograr el consenso para abrir un periodo extraordinario, este sería utilizado únicamente para entrar de lleno en el análisis del marco jurídico de la Ley de Seguridad Interior.

Asimismo, expresó el compromiso del PRI por trabajar en un marco jurídico que le permita a las Fuerzas Armadas del país, tener la certeza jurídica necesaria para que puedan cumplir con la tarea de proveer de seguridad a través de la estrategia de combate al narcotráfico.

Gamboa Patrón destacó y reconoció el entero compromiso de las fuerzas del orden al velar por le bienestar de la nación.

Cabe mencionar que, en días anteriores, el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda ha expuesto la necesidad que existe te velar por la protección jurídica de los elementos castrenses, ya que, enfatizó que patrullar en las calles y perseguir delincuentes, no forman parte de su misión.

Refirió que debido a la falta del marco jurídico que delimite los alcances de su actuación, algunos de los elementos militares y navales, prefieren enfrentar sanciones por omisión, ya que, de verse involucrados en un caso de violación de derechos humanos, ellos enfrentan un costo muy alto.

Los que están en las cárceles acusados y sentenciados por delitos graves, hoy los sistemas dicen; a mí me golpearon los policías, o los marinos, o los soldados cuando me detuvieron hace cuatro, seis u ocho años y por lo tanto, hubo una falta en el debido proceso y yo debo de estar libre, y ya ha habido la oportunidad de algún juez que considera que debe de tomarse la determinación y lo sueltan y ya con uno que hayan soltado pues todos creen que esa es la puerta de salida de la prisión”, indicó Cienfuegos.