TEXTO IRREVERENTE

Por Andrés Timoteo

13 Diciembre, 2016

Ayer, en el lunes guadalupano, se cumplieron dos meses de que Javier Duarte de Ochoa salió anticipadamente el gobierno estatal y mañana miércoles serán sesenta días de andar prófugo de la justicia. La Procuraduría General de la República (PGR) ha evadido el tema, su titular Raúl Cervantes se ha limitado a repetir el clásico “ya merito” cuando se le pregunta sobre las pesquisas para atrapar al exgobernante.  En realidad, el gobierno federal no solo permitió la fuga sino tolera que Duarte de Ochoa junto con su esposa, Karime Macías, siga burlando la ley.

Prueba de eso es que el cordobés solo ha maniobrado en cuestiones legales a través de sus abogados –amparos promovidos para eludir las órdenes de captura y las recompensas millonarias a los delatores de su escondite- sino que se aventuró –hace un mes-  a enviar documentos a la legislatura estatal anunciado su regreso a palacio de gobierno en los últimos quince días del sexenio y la semana pasada reactivó su cuenta de Facebook a través de terceros. Esto solo indica permisión.

También son doce días de que se renovó la gubernatura y que el panista Miguel Ángel Yunes tiene el control de la policía estatal y de la Fiscalía General, pues en ella fue colocado  Jorge Winckler, uno de sus incondicionales, como encargado de despacho, y tampoco a nivel local han dado con el paradero de Duarte de Ochoa. Es decir, ni a nivel federal ni en el estatal hay movimiento para localizar al prófugo. Entonces, corre diciembre, la paciencia popular se agota –máxime que cada día aparecen más triquiñuelas cometidas por el cordobés- y la expectativa del nuevo gobierno apunta a la decepción en cuanto a castigar a los ladrones.

 

LA BURRA AL TRIGO

En el rubro electoral, faltan seis meses para que se realicen los comicios que renovarán los 212 ayuntamientos de Veracruz, que serán el domingo 4 de junio, y ya está el rejuego de aspirantes y suspirantes a ocupar las sillas municipales.  Y entre las alcaldías a disputarse, la de Córdoba es una plaza apetitosa que quieren recuperar tanto el PRI como el PAN. Si, así como se oye, el panismo pretende recuperar la alcaldía pues en Jalapa se acusa que desde hace tiempo el munícipe Tomás Ríos Bernal, comprometió la plaza a la fidelidad.

Todos saben que quienes mueven el pandero político en el ayuntamiento cordobés y en el panismo local son los exdiputados federales Juan Bueno Torio y Víctor Serralde Martínez.

Pero el panismo yunista que hoy domina el escenario azul tiene cuentas pendientes con los cordobeses que jugaron en contra de Miguel Ángel Yunes Linares en las elecciones pasadas y ahora pretende quitarles el control político de la zona. No se olvide que el Comité Directivo Municipal todavía es manejado por Serralde Martínez a través su chalán, el regidor Iván Espinoza Hermida, yerno de Ríos Bernal.

Intentando dar un albazo, el grupo Serralde-Bueno Torio-Ríos pretende imponer al empresario farmacéutico y exsíndico priísta Mauricio Delfín como candidato en el 2017 pero no prosperará la treta pues será rechazado porque el blanquiazul irá en alianza con el Sol Azteca y entonces las postulaciones serán por designación de mesa, no por elección de consejeros donde podrían concretar la imposición los panistas locales.

También en un hecho de que no será candidata la funcionaria municipal, María de los Ángeles Sahagún, quien es otra de las favoritas de Ríos Bernal pero que perdió –sospechosamente- los comicios a la diputación local.  Asimismo, en el desamparo se encuentra el exalcalde y diputado local saliente, Hugo Fernández Bernal, quien no fue incluido en ningún cargo dentro del gabinete de Yunes Linares, ni de primera línea ni de segunda, aun cuando él mismo se promocionó como futuro subsecretario de Educación.

Sin embargo, la sorpresa que está por sacudir a los panistas cordobeses es la posible postulación de alguno de los propietarios del periódico El Mundo de Córdoba, según se mastica en los merenderos políticos. Se sabe que los hermanos Marisol y Raúl Arroniz de la Huerta han tenido acercamientos con el gobernador Yunes Linares pues ambos pretenden vestir las siglas de la alianza PAN-PRD para la diputa municipal.

No hay que olvidar que en el proceso electoral pasado, la candidatura panista a la diputación local iba a ser para Marisol Arroniz, quien encabeza el patronato del Museo de la Ciudad y una organización altruista que fue muy arropada en tiempos de la fidelidad, pero ésta renuncio súbitamente luego de que supuestamente fue presionada desde el gobierno estatal para desistir de competir electoralmente por Acción Nacional. Ahora la señora vuelve al ataque en pos de suceder a Ríos Bernal.

Los allegados al primer círculo de gobierno aseguran que el más insistente –casi desesperado- por ser abanderado es Raúl Arroniz, quien no para de atosigar al gobernante para que lo apadrine pese a que radica en Cancún, Quintana Roo y no en Córdoba. Para su mala suerte la candidatura a la alcaldía de Córdoba entraría dentro de la llamada “cuota de género” y correspondería a una mujer encabezar  la fórmula electoral. Ahí le lleva ventaja la hermana, salvo que el interesado se ponga una falda para competir, ¿no creen?

Ambos empresarios suspiran por el abanderamiento panista y ha trascendido que Yunes Linares podría decantarse por alguno de esos dos, aun cuando los verdaderos panistas pongan en grito en el cielo. ¿Será posible la imposición cupular de alguien que nunca ha militado?  No sería la primera vez y ahí dependerá de la militancia cordobesa si acepta tal decisión.

Los que se frotan las manos con esa postulación son los del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), pues, según dicen, les aseguraría el triunfo municipal. Lo peculiar del caso es que volverá “la burra al trigo”, como en los tiempos de la fidelidad, cuando se entregaban candidaturas y cotos de poder político a empresarios de medios con el fin de tenernos como aliados y con la cobertura mediática a gusto.

Hoy el yunismo va por el mismo camino. Otro ejemplo es Martínez de la Torre donde impulsaría a la presidencia municipal a la empresaria radiofónica y presidenta del congreso local, María Elisa Manterola, ¿Pues cuál cambio?:

Envoyé depuis Paris, France

Fuente: NOTIVER