Los Políticos

Por Salvador Muñoz

Lo único que recuerdo de la taza de Suetonio, es una frase que más o menos dice así: “En un estado libre, el pensamiento y la palabra deben ser libres”. ¡Y la olvidé!

Le digo la taza de Suetonio, pero realmente la taza es mía, aunque antes, era de Mariana Dunyaska García Rojas.

Se sienta a comer justo a las 14:30 horas. Dice que lo hace de manera cotidiana… le da un valor agregado a los alimentos que ya no es común en nuestros días y mucho menos en algunos funcionarios.

Mientras platicamos, veo con qué enjundia le pone picante a sus alimentos… “¿Le gusta la salsa?”, le pregunto y me dice que las dos, tanto la que pica como la que se baila.

II

Dice que no tiene mandato ni le gusta ser borrego, mientras degusta sus alimentos. Es una persona directa, clara, y sabe que las circunstancias por las que hoy atraviesa el PAN pudieran verse reflejadas de manera positiva en el 2018, aunque eso “depende de nuestro actuar de cada día lo que lo va a decidir… en política no hay nada escrito”, y se trata de ser congruente, que es algo que a muchos políticos “nos cuesta trabajo”. Creo que la primera persona en plural, es por cortesía, por sencillez.

Sirvo el resto de su botella de agua mientras platica que tienen grandes retos y a marchas forzadas, más cuando se está ante una sociedad activa, participativa, vigilante, que va a demandar, reclamar y exigir la atención de sus funcionarios.

III

Recuerda una crónica que hice cuando fui al cierre de Héctor Yunes Landa en Soledad de Doblado, y es por la frase de una persona. El párrafo decía así:

[“Tiene un cuerpazo… Por eso está aquí”, me dice un tendero quien señala un póster de Mariana Dunyaska, candidata a diputada local por Medellin.] Se ríe y también recordamos aquella vez que se subió a un tractocamión cañero. Dice que se divirtió mucho en la campaña también.

Dun-yas-ka no. Es Dunyas-ka, la “N” con la “Y”. ¿Y qué significa? No tiene traducción, dice, pero es ruso. ¿Ruso? ¿Por qué? Cita a su madre y el 68… también unos primos llevan nombres rusos: Irina, Pavel, Sashenka.

Es muy reservada al hablar de su familia pero a la vez expresiva. Lo noto cuando comenta lo de su madre y también cuando cita su estado civil…

Ya no podemos continuar la plática… le digo que me tengo que retirar, porque así como ella come a las 14:30 horas, igual yo, a las 15 horas ¡tengo que preparar la comida!

Queda pendiente una plática… y por las prisas, olvido esa taza con la frase de Suetonio que me obsequia, con motivo de la navidad.

 

El Indito

Quien causó gran revuelo en las redes fue Ernesto Cuevas, el Gallo Bolo, pero no en su muro, sino fuera de él, porque subió una foto donde aparece con el clásico traje de indito cumpliendo una manda. En su muro, fue muy felicitado. Fuera de él, muy criticado. Según dicen quienes están cerca de él, que la manda era vestirse de “naquito” (así asegura el diputado que les dicen en la zona de Yecuatla) si ganaba la elección como diputado. Como sea, el diputado Gallo Bolo hoy dio de qué hablar por dos razones… por su guadalupanismo, y por su petición, aprobada por la LXIV Legislatura, de llamar a cuentas al secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, después de que fuera retenido en carretera y “pasado por báscula” por elementos policiacos.