Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

Vivir en el Golfo: Por Rodolfo Herrera

Como todos los de su especie, el dirigente del extinto Partido Cardenista, Antonio Luna, expuso la integridad física de quienes se atrevieron a cuestionarle, qué le hace al dinero que recauda a los humildes colonos de Veracruz en la venta y reparto de terrenos.

Y como siempre sucede con los que buscan fama y poder a costa de los demás, se ha dedicado al reparto de terrenos al amparo del gobierno, prueba de ello, la Colonia Cardenista “Antonio Luna”  en el municipio de Veracruz y, la colonia “Antonio Luna 2”, en el ejido “Paso de Varas”, municipio de Puente Nacional.

En ambos casos, el líder cumplió con el inevitable requisito del culto a la personalidad colocando su nombre en ambas colonias, como los héroes, como los grandes, sin que ningún diputado o funcionario de gobierno se atreva a frenar esa egocéntrica actitud, por la amenaza de plantones y manifestaciones.

Precisamente en la colonia “Antonio Luna 2”, en el ejido “Paso de Varas”, donde están asentadas 450 familias, el pasado domingo 11 de diciembre, el líder del Partido cardenista llegó para presidir una asamblea y ante unas 500 personas escuchó la voz de Federico Lezama Reyes, humilde vendedor de jugos que con serenidad le preguntó dos cosas: Dónde estaban las escrituras que les corresponden como propietarios de los lotes y qué le hace a las aportaciones de los colonos.

Poseído, Toño Luna les preguntó a los colonos si estaban de acuerdo con lo que había preguntado don Federico y comenzaron a gritarle ¡Fuera! ¡Fuera! ¡Fuera! Una mujer de avanzada edad intentó interceder y les dijo que le permitirán hablar, pero la respuesta de Toño Luna y la multitud fue de insultos a la anciana que comenzó a llorar, los ánimos estaban tan caldeados que el hecho estuvo a punto del linchamiento, pues de haber iniciado la violencia física el dirigente cardenista hubiera sido incapaz de detenerlos.

Un hombre se encontraba molesto, cruzado de brazos viendo la acción y Toño Luna le gritó ¡Usted por qué chingaos no grita! ¡Aquí se grita cuando se le ordena y si es mudo, pues entonces muge y si no, pues grite cabrón!

A partir de ese momento,  Pedro Nemorio Adams y su esposa Martha Zúñiga, ambos líderes de las colonia y representantes de Antonio Luna, ordenaron que nadie le hablara al vecino incómodo Federico Lezama.

“Estas muy mal con nuestro dirigente Toño Luna –Le dijeron a Don Federico-, aquí ya no eres agraciado con nosotros y por eso el líder dice que nos debes vender tu casa porque te vas de aquí, así que ponle precio”, le dijeron al vendedor de jugos.
Esa colonia consta de 450 lotes y los colonos pagan a la pareja 5 pesos semanales y 10 mensuales, o sea 30 pesos, lo que equivale a 13 mil 500 pesos al mes desde hace 5 años.

Además, la colonia se abastece de agua agrícola y aunque es un delito cobrarla, cada colono aporta 65 pesos mensuales al matrimonio cardenista, lo que asciende a 29 mil 250 pesos mensuales, pero a los accionistas del pozo solo le pagan 9 mil pesos y el resto va a la dirigencia para la lucha social.

Toño Luna se ha mostrado indignado contra quienes le increpan y les dijo que por ello no habrá escrituras por los 450 lotes repartidos como lo había prometido y les anunció además dos nuevos requisitos, “me van juntando el pago adelantado de 6 meses de aportaciones por los terrenos y cada uno me va a conseguir 5 credenciales de elector”.

El Cordobés Antonio Luna, orgulloso de su cacicazgo, les confió que esas credenciales de elector servirían para registrar ante el OPLE a su nuevo partido que se llamará “Izquierda Veracruzana”, “Porque no crea este gobierno que vamos a desaparecer, ahora vamos con más fuerza y queremos la gubernatura”, dijo ante el aplauso de las madres solteras, trabajadores del campo y la ciudad, desempleados, gente con capacidades diferentes y diabéticos, a quienes en los spot publicitarios les promete vida digna para todos y les recuerda: “Porque la pobreza no es mala suerte… nos la han impuesto”.

¿Y CORETT? ¿Y LOS DIPUTADOS? ¿Y CONAGUA?

Ante casos tan desagradables como este nos preguntamos ¿Qué no hay nada que puedan hacer los diputados locales por rescatar y dignificar a estas familias de la opresión de líderes y dirigentes? ¿Y la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra? ¿y Conagua? ¿Y el perredista Secretario de Gobierno Rogelio Franco será capaz de someter al orden al líder cardenista con el que tantas veces se reunió cuando ambos eran dirigentes? Ya veremos.

Comentarios a: vivirenelgolfo@gmail.com