Sin orden, sin idea y sobre todo con mentiras, se están viviendo los primeros días de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, increíblemente ahora lo están candidateando para las federales, Yunes Linares no ha cumplido en lo mínimo con los veracruzanos, se sabía que la situación financiera estaba crítica y más haya, que no sería fácil resolver, que se tendría que hacer un trabajo político enorme para sensibilizar al gobierno federal y que este metiera las manos para sacar adelante a la entidad veracruzana, se habló de un cambio, hace unos días señaló; “que ahora en Veracruz los que tendrían miedo serían los delincuentes” y al parecer esto los incomodo porque han redoblado sus ataques, por lo menos en la zona centro la estadística se incrementa día a día, la población vive en una constante zozobra, temerosa de un asalto, un levantón o de alguna bala perdida en las ejecuciones que se registran en toda la zona centro del estado. Córdoba está siendo presa de esta inseguridad que se vive, los asaltos a comercios, restaurantes y bancos son la constante diaria de los cordobeses, las autoridades municipales a han contratado 35 elementos del IPAX, buscando disminuir la incidencia delictiva, sin embargo los elementos del mando único son insuficientes para realizar su trabajo o definitivamente son muy ineficientes para ello, los cursos patito que recibieron no les han servido de nada, la impunidad con la que están actuando las bandas delictivas es asombrosa y crean un sospechosísimo, ¿habrá alguna conexión entre bandas?, robos, asaltos con violencia en cualquier lugar o a cualquier hora se dan y nadie sabe nada, nadie vio nada y solo para la tranquilidad de los afectados, se concretan aconsejarles que presenten su denuncia en la fiscalía para que se investigue.

Quienes votaron por Yunes Linares con la esperanza de que si ganaba las cosas cambiarían, deben estar satisfechos, las cosas han cambiado, se han incrementado los asaltos, las bandas delictivas y sobre todo la inseguridad, ahora lo que en otras administraciones en redes sociales se les llamaba represión o abuso de autoridad, ahora se agradece y felicita al gobierno actual por estos actos, acabar con la corrupción imposible hay que sacar a los corruptos que estaban, porque ahora yo traigo los míos, parece ser ese el mensaje de Yunes Linares. Con un gabinete ineficiente e incapacitado para cumplir con su función, la actual administración deja mucho que desear sobre un cambio, sobre ese famoso y tan anunciado cambio que ofreció por meses a los veracruzanos, reitero para Yunes Linares lo importante era ser gobernador y no el bienestar de los veracruzanos.

Mentiras y más mentiras, aquel tan anunciado trabajo de investigación que realizara el actual gobernador y que se lo acredito sin la más mínima pena como un acierto, se han logrado recuperar 420 millones de pesos gracias a las investigaciones realizadas, eso es pura egolatría, los 420 millones de pesos fueron devueltos mediante una negociación con el empresario Cordobés Othón Porres Bueno, se dice que intervino para evitar que su sobrino Jaime Porres Cavada fuera a la cárcel, los recursos fueron entregados completos y no en paguitos como se dijo, una parte seria pagada en mensualidades, algo increíble, esta negociación le abrió las puertas a otro empresario, Guillermo Rivas Díaz quien aspira a ser candidato a la alcaldía de Córdoba, su principal carta de recomendación fue la de haber destapado la cloaca que se vivió en Córdoba durante la administración de Francisco Portilla Bonilla, a su llegada Rivas Díaz corrió a más de 500 empleados que a su parecer eran aviadores y que no tenían por qué estar cobrando, cancelo todos los convenios de publicidad con los medios de comunicación, además de evidenciar lo que a su gusto y albedrio estaba incorrecto, se jacto de ser el principal artífice de la derrota priista en este municipio, aunado a esto, Othón Porres ha puesto en la mesa de negociaciones la postulación de Rivas Díaz, misma que sería apoyada por el sector empresarial, sin duda los mismos que operaban con Fidel Herrera Beltrán o con Javier Duarte de Ochoa, esta parte es difícil de creer, sin embargo el proceder del actual mandatario estatal, permite la posibilidad de negociación ya que algunos que fueran señalados como parte de lo que el mismo llamo banda de ladrones, están saliendo inmaculados, así que este es parte del cambio que ofreció a los veracruzanos Yunes Linares.

Para su “tranquilidad” el clan Yunes propietario de la franquicia azul en Veracruz, de tanto que quiere abarcar poco está apretando, coloco como Secretario del Comité Estatal a su hombre de confianza Carlos Valenzuela, quien tiene la encomienda de eliminar al dirigente estatal José Mancha, este está siendo relegado a una función más administrativa que operativa y ahora quien toma las decisiones es el “cachorro” Miguel Ángel Yunes Márquez, quien se da tiempo de atender su municipio y preparar su cama para el 2018, en su afán protagónico han descuidado a su principal enemigo, Víctor Serralde Martínez quien sigue moviéndose y ha logrado colocar a gente de su confianza en puestos estratégicos, en la Jurisdicción Sanitaria número VI en Córdoba, nombraron a Sara María Hernández ex regidora en Orizaba y esposa del dirigente del Comité Municipal del PAN en Orizaba Francisco Briseño, principal operador de Serralde en la zona centro, en Cofepris se anuncia la llegada de Gadiel García, gente sin el perfil para desempeñar su función, pero son recomendaciones de Serralde, quien también tiene gente en los comités de Río Blanco Carlos Rojas quien también es Secretario del Ayuntamiento de este municipio,  sin olvidar a Teresita Zuculotto diputada federal, quienes son fieles al serraldismo y que seguramente estarán trabajando para su líder, así que el enemigo sigue en casa y seguramente estas confrontaciones debilitarán al panismo, este debilitamiento confirmaría la posibilidad de que Yunes Linares y no su hijo sean los grandes perdedores en los comicios municipales, con el PRI logro números extraordinarios de derrotas pero el próximo año seguramente los batirá, los Yunes lejos de sembrar certidumbre están sembrando desconfianza, su incapacidad política es evidente y ni cómo ayudarles, a quienes están en la administración estatal le tienen miedo y que decir de su hijo en el comité estatal, también le rinden pleitesías, nadie se atreve a señalarle los errores y las malas decisiones.

P.D. ¿Con la municipalización de policía y tránsito en Córdoba, disminuirá la incidencia delictiva?

Hasta la Próxima….. Comentarios a joseverastegui16@outlook.com