Por. Ansancobar

Xalapa, Veracruz 21 de Diciembre.- Desde que llego el concepto de la Plenitud del Pinche Poder a Veracruz, los políticos del momento y los Gobernantes en Turno, han asumido que solo ellos tienen la razón y que todos los demás, están equivocados o que están en contra de ellos, y por lo tanto, son opositores aunque hallan votados por el Partido o Alianza que representaron en la contienda para Gobernador y Diputados más reciente; mal y de malas se han visto las acciones de los nuevos funcionarios y burócratas que llegan al Gobierno de Miguel Ángel Yunes, sin conocimiento de Normas y Lineamientos de los procedimientos administrativos y muchos de ellos faltos del quehacer gubernamental, sin idea y mucho menos de proyectos y programas de trabajo, han pasado los primeros 20 días de Gobierno y  ya naufragan Dependencias y Entidades de la Administración Pública, en la vanidad del ejercicio del PINCHE PODER, da risa ver como en SEDARPA,  SEDESOL Estatal, SEDEMA, SEDECO, SEFIPLAN y SEGOB, entre otras, los nuevos burócratas deambulan de oficina en oficina, para pasar el tiempo entre cafés y preguntas de cuáles son las funciones y responsabilidades de sus encargos, pero más allá de ello, quejándose contra el Gobernador del Estado de que van hacer sin presupuesto, sin sueldos, ni dineros para operar las acciones y programas de las áreas que hoy asumen; esto lo entenderíamos; sin dinero muy poco se hace; pero si analizamos al anterior aparato administrativo estatal, quienes mantenían el barco a flote eran precisamente los burócratas de medio pelo, aquellos que no tuvieron acceso a los privilegios de la abundancia del Gobierno de la Prosperidad, sobraba talento e imaginación para cumplirle a los Veracruzanos y que hoy han sido corridos por los nuevos Grillos (Rescatemos a Veracruz), y que eran precisamente los que daban la cara y atendían a los ciudadanos comunes como usted y yo querido lector, para canalizar o resolver los requerimientos, solicitudes o gestiones ante el Gobierno, empleados con 3,5,6 y hasta 20 años de servicio, que al día de hoy, no les han pagado finiquitos, aguinaldo o prestaciones a las que tienen derecho (eso dice la Ley del Trabajo) a no ser que el nuevo gobierno, desconozca la normatividad y para ellos se pretenda aplicar el nuevo código justiciero (justicia y gracia a los propios y la Ley del garrote a los demás), conforme a las interpretaciones del Nuevo Soberano.

Cabría recordarles que en Xalapa, capital del Estado concentra el mayor aparato burocrático, que pueda existir en la Entidad y que más allá de las elecciones que ganó el PRI, con Américo Zúñiga para alcalde y Ricardo Ahued para Diputado Local, los respaldaba una excelente imagen política,  porque Adolfo Mota en la Diputación Federal con todo su dispendio económico para ganar su elección, influyeron también otros municipios conurbados y eminentemente rurales, en la capital veracruzana; han ganado otras fuerzas políticas distintas al PRI, por lo tanto, se podría considerar, que los burócratas y empleados de gobierno, han votado tradicionalmente por otras opciones distintas al PRI, y que mucho de ellos simpatizaron con Miguel Ángel Yunes, y votaron por el cambio, votaron para romperle la madre al PRI y que a los corruptos de la Prosperidad los llevaran a la cárcel; pero vaya lección, ese cambio representó que hoy los corrieran en bloques y sin derecho a prestaciones y liquidaciones como lo marca la normatividad laboral, para que las nuevas santidades públicas (perredistas y panistas hambrientos de poder y venganza política) que llegan a la administración estatal.

Esa es la fea realidad de los miles de servidores públicos que esperanzados en el cambio de rumbo, votaron por el hoy Gobernador del Estado Miguel Ángel Yunes, y que de pronto engordan los indicadores de desempleo en la capital Veracruzana.

Muy posiblemente no sean las indicaciones del Gobernador, pero que su gente desde las más altas esferas del Gabinete hasta el nivel de nuevos asistentes, asesores y secretarias, están actuando de esa forma, ni que se dude, tan solo que se dé una vuelta, a los despachos de abogados y asesores laborales y vera como las oficinas están atiborradas de exempleados de gobierno, que están preparando sendas demandas individuales y colectivas contra las dependencias y entidades de la administración estatal, por la falta de tacto y forma de despedir a burócratas con muchos años de servicio en la Administración pública.

Ojo mucho ojo para los Comités Nacionales y Estatales del PRI, MORENA, y hasta el MC de Dante Delgado, si abanderan estas causas, seguramente tendrán un caldo de cultivo que puede ir creciendo en favor de sus causas políticas y por efecto poder constituir una gran reserva electoral, en las próximas elecciones municipales; recuerden que los simpatizantes y votantes de ellos, bien pueden ser los votantes en contra del nuevo gobierno.

judlc