• Pemex las presentó ante la PGR de enero de 2007 a julio de este año; 84% corresponden a esta administración

Por Marcos Muedano

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de diciembre de 2016.- Por el hallazgo de tomas utilizadas para el robo de combustible, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha presentado 17 mil 700 denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) entre enero de 2007 y julio del presente año.

Cabe señalar que cada una de las denuncias puede incluir una o más tomas ilegales.

El pasado 23 de diciembre, a través de su cuenta de Twitter, Pemex aseguró que uno de los motivos de desabasto de gasolina en el país es por los puntos de ordeña ilegal. Esta semana, por lo menos dos entidades tienen desabasto.

El reporte de las tomas clandestinas elaborado por la paraestatal, indica que las carpetas de investigación aumentaron 440% durante este periodo, al pasar de 239 en 2007 a dos mil 125 en julio pasado.

Los datos de la Unidad de Estadística Jurídica, Control de Procesos y Proyectos de la Dirección Jurídica de Pemex, mencionan que 14 mil 938 de las denuncias presentadas fueron iniciadas en la presente administración, lo que representa 84% del total de las averiguaciones.

Las tomas detectadas hasta el momento por el personal de Pemex se encuentran distribuidas en 148 municipios de 27 entidades del país.

Los estados con más averiguaciones previas por este delito, son: Tamaulipas (dos mil 444), Guanajuato (dos mil 233), Veracruz (dos mil 89), Puebla (mil 881), Estado de México (mil 356), Jalisco (mil 56) y Nuevo León (853).

Mientras que los municipios donde más se presenta esta actividad ilícita son: Puebla, Puebla (mil 726); Tampico, Tamaulipas (mil 272); Irapuato, Guanajuato (898); Culiacán, Sinaloa (877); Reynosa, Tamaulipas (852), y Texcoco, Estado de México (817).

En marzo pasado Marco Antonio de la Peña Sánchez, director Jurídico de Pemex, dijo que cada 24 horas el crimen organizado extrae ilegalmente 23 mil 500 barriles de hidrocarburos, lo que representa una ganancia anual de 21 mil millones de pesos.

Durante los trabajos del Congreso Internacional sobre Prevención de Delitos Emergentes, dijo que a pesar del inicio del nuevo Sistema de Justicia Penal y la entrada en vigor de la Ley para Sancionar el Delito de Extracción y Tráfico de Hidrocarburos, es necesario que los habitantes denuncien.

“Con las nuevas leyes y procedimientos penales ya se han logrado más de 600 sentencias y se ha detenido a más de mil 400 personas; reitero la necesidad de crear conciencia para que se denuncie esta práctica ilícita, así como también concientizar a los que habitan comunidades marginadas, para que eviten formar parte del proceso de extracción ilegal de combustibles”, señaló Antonio de la Peña Sánchez.

Ante la falta de abasto de combustible en el país, Pemex argumentó que las tomas clandestinas originan una disminución de la presión en la red de distribución de combustible al cerrarse las válvulas.

La dependencia dijo que al obstruirse el paso del combustible a través de los ductos, se interrumpe el paso de gasolina a los centros de distribución o terminales.

“El personal tiene que transportarse hasta el lugar y realizar los trabajos de contención, reparación y saneamiento del incidente, asegurándose que el ducto atacado pueda reanudar de manera segura su operación”, explicó Pemex.

Las autoridades de Petróleos Mexicanos alertaron a la población de los riesgos que presenta el robo de combustible, ya que además de dañar al medio ambiente, representa un riesgo, pues puede originar un accidente mayor.

Además, instaron a los habitantes a evitar las compras de pánico, ya que esto sólo agrava la situación, así como también solicitaron la colaboración de toda la ciudadanía con la finalidad de que apoyen el combate al robo de combustible.

Fuente: EXCELSIOR