*Día del Periodista; felicidades

*Hasta pronto Juan Setién

Por Noé Flores Cortés

CÓRDOBA, VER.- Ayer se celebró o mejor dicho se festejó el Día del Periodista en México, pues la verdad no hay mucho que celebrar, cuando las cosas no andan bien en nuestro país, pero nosotros los reporteros somos testigos de los sucesos de la vida diaria y los relatamos.

Ayer fue día de recibir felicitaciones, pero me di cuenta que quienes las enviaban eran nuestros mismos colegas, unos a los otros, porque sigo insistiendo que aquellos funcionarios, deportistas, líderes de opinión y demás representantes en ocasiones no saben ni siquiera decir gracias.

No es que necesitemos de que nos agradezcan, pero mire usted, en estos días de bloqueos, marchas y protestas, varios de mis compañeros y colegas, se exponen al realizar la cobertura, pues gente como los de Tetelcingo, son broncos, brutos y no se que más decirles, pues reaccionan con violencia y en más de una ocasión han agredido a nuestros compañeros.

Otros compañeros más, tienen que viajar varios kilómetros para cubrir la información de la región y en más de las ocasiones, no les dan para viáticos, acuden en sus propias unidades y todavía tienen el riesgo de que si por alguna situación llegan tarde con su material, no se los quieren publicar.

A esos compañeros que de verdad se la rajan y no porque nosotros que estamos en la ciudad no lo hagamos, pero se valora su trabajo porque tienen que viajar y no precisamente en autopistas, a ellos, muchas felicidades.

En algunas muy contadas ocasiones, algunas autoridades nos ofrecían a los periodistas un desayuno para festejar el día, pero desde hace un buen rato, se han olvidado hasta de decirle a los reporteros gracias por publicar mi información, por darle cobertura a mi evento.

Pero lo que es peor, sabemos de algunos funcionarios que han “reportado” a nuestros colegas con los dueños de los medios para decirles: Quítales el trabajo, porque atacó a mi jefe, criticó su labor al frente de tal ayuntamiento y sí, varios de nuestros colegas han perdido su trabajo, por decir la verdad, por escribir con objetividad.

Lo bueno es que esos funcionarios son de paso, su labor dura cuando más cuatro años y nosotros vamos a ser reporteros siempre, hoy en un medio, mañana en otro, pero jamás dejaremos de ser periodistas, ya que eso se lleva en la sangre.

Así las cosas, quizá si tenemos algo que festejar, pero muy poco que festejar, pero lo importante es que seguiremos realizando nuestra labor, con o sin reconocimiento.

Otra cosa, a la gente que genera noticia, la que maneja fuentes de información, debemos decirle nosotros los reporteros que NO BASTA con subir a la red lo que quieren difundir, pues no todos nosotros estamos pegados a ese medio para saber que habrá un evento y publicarlo. Por favor tengan una atención para con nosotros. Gasten lo de una llamada telefónica para avisarnos, informarnos y con gusto les atenderemos y recuerden con un GRACIAS, creo que basta.

HASTA PRONTO JUAN

De manera sorpresiva, Juan Setíen decidió cerrar los ojos para emprender el viaje sin retorno, lo cual ha causado dolor en sus familiares y amigos.

Con Juan Setién hubo varias cáscaras de futbol, siempre al lado de su hermano del alma Tomás, ahí estaban los Alducin, Lara y otros más, que no dejaban de frecuentarse.

Un abrazo fuerte para mi hermano Tomy Sietíen, para mi amigo, Domingo y para toda la familia Setién y a Juan, sólo le diremos: Hasta pronto… Y por hoy, se acabó.