La compañía suspenderá un proyecto con Mercedes Benz para fabricar autos de lujo, lo que podría golpear la rentabilidad de una nueva fábrica compartida en México, señalan fuentes a Reuters.

CIUDAD DE MÉXICO, Jueves, 5 de enero de 2017.- Nissan frenará un desarrollo conjunto de autos de lujo con Mercedes Benz, una unidad de Daimler, dijeron a Reuters fuentes cercanas a las compañías, suspendiendo un proyecto clave en su sociedad que seguramente golpeará la rentabilidad de una nueva fábrica compartida en México.

Nissan decidió en octubre pasado que su marca premiun Infiniti no utilizaría MFA2, una plataforma de auto mejorada de Daimler que las compañías fundaron en conjunto, en parte debido a que Infiniti no funcionaba bien como para absorber los costos en tecnología de Mercedes, aseguraron las fuentes este jueves.

“No era posible cerrar un acuerdo sobre la base del MFA2”, dijo una de las personas. “Los objetivos establecidos por Infiniti eran muy difíciles de cumplir”.

La decisión podría reducir la eficiencia de una fábrica de 1,000 millones de dólares compartida en Aguascalientes, México, donde las compañías habían planeado usar la misma arquitectura de autos compactos para reducir la complejidad y los costos de producción, dijeron dos de las fuentes.

La información divulgada por Reuters, se dió luego de que Donald Trump arremetió contra Toyota, a través de un mensaje de Twitter, luego de que la automotriz dijera que no tiene planes inmediatos para reducir su producción de autos en México.

Daimler y Nissan siguen programas conjuntos sólo cuando “benefician a ambas partes”, dijeron las compañías en comunicados por separado a Reuters, sin abordar directamente preguntas sobre sus planes para vehículos MFA2.

Las fuentes aseguraron que la decisión es previa a la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, y no se relaciona con su promesa de campaña de penalizar las importaciones mexicanas que han sacudido a la industria automotriz. El martes, Ford canceló una inversión para una planta en México.

Nissan y Daimler avanzan con la planta de Aguascalientes, donde construirán modelos Infiniti y Mercedes para los mercados de Estados Unidos y otros desde una línea de ensamblaje única que se inaugurará este año.

Sin embargo, el proyecto enfrenta una débil demanda en Estados Unidos para autos más pequeños, un hecho que contribuyó en la decisión de Ford y ha aumentado las barreras para la rentabilidad de los nuevos Infiniti compactos.

Fuente: Reuters / expansion.mx