VA CONTRA CRÍTICOS DEL ALZA EN EL PRECIO DE LAS GASOLINAS

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de enero de 2017.- El presidente Enrique Peña Nieto acusó a los partidos de buscar culpas entre ellos por el alza a los precios de las gasolinas, a quienes apoyaban la liberalización de este sector de no querer entender la decisión y a fuerzas políticas y sociales de pretender aprovechar esta coyuntura en su favor.

Apeló a la sociedad mexicana a escuchar las razones de esta decisión, “a que entienda lo difícil que fue para este gobierno tomarla”, y advirtió que “no es a través de la protesta ni del vandalismo, ni del robo, ni de tomar esta actitud como habrá de cambiarse la realidad”.

Reclamo. Mientras Peña se defiende de las críticas, ciudadanos salen a las calles armados con palos.

Al encabezar en Los Pinos la ceremonia por el Día de la Enfermera dijo que cuando se toman decisiones difíciles e impopulares, pocos son los que se ponen del lado de la razón y es fácil ponerse del lado de las emociones y de quienes están en contra.

“Me llama la atención de aquellos críticos que en el pasado eran promotores, precisamente, de que se liberalizara el precio de la gasolina y hoy no entienden el porqué se ha tomado esta decisión. Veo a los partidos queriendo encontrar culpas entre unos y otros.

“Veo a los partidos y a algunas organizaciones queriendo tomar ventaja y aprovechar esta coyuntura y queriendo encontrar, además, culpables por esta decisión. Déjenme ser puntual. ¿A quién culpar de que hoy hubiésemos tomado esta decisión?”, dijo.

Sostuvo que esta decisión se debe “a una sola razón: el precio de las gasolinas se ha incrementado en el mundo y no es porque el gobierno quiera. Preferiría que no ocurriera, pero es lo que ha pasado”, dijo en Los Pinos. Por tercer día consecutivo, el presidente ofreció una argumentación para justificar el alza a la gasolina y el diésel. A veces -dijo- hay que optar por el mal menor y lo que el gobierno ha decidido es privilegiar el gasto que se realiza en los sectores vulnerables.

Advirtió que, pese a lo que algunos piensan, el gobierno no tiene recursos ilimitados y al no contar con ellos tiene que optar por los temas de mayor prioridad de forma racional, por lo que con esta decisión se han privilegiado los temas más sensibles para la sociedad.

“Lo que tocaba al gobierno aquí decidir era si ese incremento que está ocurriendo en el mundo, esa gasolina que importamos hoy más cara la reflejamos en el precio aquí en México o quitamos recursos de estos programas, que he señalado es prioridad para el gobierno mantener”, detalló.

Enfatizó que el gobierno no tiene más recursos para fondear y evitar el incremento de la gasolina. Dijo que esto se debe explicar en medio de emociones encontradas”.

Defienden a Calderón

Los senadores calderonistas Roberto Gil Zuarth y Javier Lozano Alarcón defendieron la conducción de la política de precios de los combustibles del gobierno de Felipe Calderón y, por el contrario, advirtieron que Enrique Peña Nieto, quien era jefe político de la diputación federal del Estado de México, y Luis Videgaray, como coordinador económico de la bancada priista en San Lázaro, se opusieron a los ajustes graduales a las gasolinas que ahora se han visto obligados a aplicar, lo que han ocasionado una crisis social.

Lozano Alarcón rechazó las culpas que expresa Enrique Peña Nieto hacia Felipe Calderón, sobre el gasto de un billón de pesos en subsidios a las gasolinas, cuando ello debió hacerlo al inicio de este gobierno, en todo caso.

Roberto Gil Zuarth acusó a Peña Nieto de “amnesia, pues los priistas en la Cámara de Diputados se opusieron al deslizamiento de los subsidios a los combustibles”, en tanto que la administración de Felipe Calderón les exponía que dicho subsidio era regresivo y afectaba a las finanzas públicas”.

Los priistas fueron los que se opusieron en el sexenio anterior a amortiguar el diferencial de precios y que este ajuste fuera menos duro; “se equivocaron y no son capaces de reconocerlo como oposición y ahora como gobierno”, lamentó Gil, quien fue secretario particular de Felipe Calderón.

Van más de mil detenidos

René Juárez Cisneros, subsecretario de Gobernación, dijo ayer viernes en conferencia de prensa que derivado de saqueos y disturbios van más de mil 500 personas detenidas, “muchas de ellas consignadas”, sin precisar el número.

El funcionario ofreció conferencia de prensa en oficinas de la dependencia con representantes de los gobiernos de la Ciudad de México, Estado de México, Chiapas y Tabasco.

Entre ellos estuvieron José Manzur, secretario de Gobierno del Estado de México e Hiram Almeida, jefe de la policía capitalina.

Juárez Cisneros dijo que en los lugares donde se han registrado actos vandálicos, las autoridades actúan de manera coordinada. Dijo que policías federales operan con las policías estatales y municipales.

Reportan más de 400 saqueos

 

 

La ANTAD dio a conocer que hasta el momento, 423 establecimientos fueron saqueados por los actos violentos derivados del ajuste al precio de las gasolinas. En su reporte, el organismo expuso que desde el inicio de esas manifestación vandálicas, el Estado de México es la entidad más afectada con 170 tiendas, las cuales representan 40 por ciento del total. Le siguen los estados de Veracruz con 80 establecimientos, equivalente a 19 por ciento del total, y Chiapas con 60 comercios, es decir, 14 por ciento. En la lista continúa el estado de Hidalgo con 59 tiendas, 14 por ciento del total; Puebla con 21, que implica cinco por ciento, y la Ciudad de México con 14 comercios, que equivalen al tres por ciento del total de tiendas afectadas.

Fuente: elsiglodetorreon.com