Cuando uno escucha algo confuso o expresa algo difícil de explicar, aplica al terminar de la oración expresada o escuchada con el siguiente vocablo: “Me parece un Galimatías” que de acuerdo con la Real Academia de Lengua significa: lenguaje confuso e impropio que es difícil de comprender.

En el mundo y México no es la excepción la mayor parte de la movilidad de personas y mercancías se da mediante el uso de los combustibles fósiles (gasolinas y diésel) que es un derivado del petróleo; por lo tanto un producto de alta importancia para el hombre, objeto de oferta y demanda en este mundo globalizado, por lo tanto tiene una cotización spot (compras o ventas de manera inmediata).

En México el gobierno tenía el monopolio de la venta de combustibles a través de la paraestatal PEMEX, quien producía, comercializaba y distribuía estos productos.

En el actual sexenio de Enrique Peña Nieto se dan las grandes reformas políticas, económicas y fiscales, consumándose en el 2013 entre otras la energética y fiscal, en ese año se aprueba la liberación de precios de los energéticos para el año 2018 y la aplicación del Impuestos a los mismos a través del IEPS (Impuesto Especial a Productos y Servicios) con lo que se elimina el subsidio a las gasolinas y diésel.

Con estas políticas públicas se pretende dar fin a un monopolio de ochenta años que tenía Petróleos Mexicanos.

Sin embargo el año pasado se toma la decisión de adelantar la liberación energética un año para que entre en vigencia en el año 2017; para ello se incluye en la Ley de Ingresos de este año en su artículo Décimo Segundo el procedimiento mediante el cual se fijaran los precios de gasolinas y diésel; sus generalidades son las siguientes:

SE faculta a la Comisión Reguladora de Energía (?), tomando opinión de la Comisión Federal de Competencia Económica (?), para que emita los acuerdos o el cronograma de flexibilización para que durante los años 2017 y 2018 los precios al público se determinen bajo condiciones de mercado; considerando el precio de la referencia internacional de combustibles y calidad.

Emitirá un acuerdo en que se especifique la región, los combustibles y el periodo de aplicación de los precios, que se publicara en el Diario Oficial de la

Federación; podemos decir en palabras clara que el precio considerara los siguientes elementos:

* Precio en el Mercado.- El costo del petróleo eleva o reduce el costo de la gasolina, y el precio a nivel internacional será la referencia. Ya no estará sujeto a decisiones financieras o políticas.

* Transporte y Almacenamiento.- Un litro será barato o caro si una localidad se encuentra más cerca o más lejos de una refinería o un puerto, si el combustible es llevado por tierra o por oleoducto y si cuesta más o menos almacenarlo.

* Impuesto a la gasolina.- El gobierno aplica un impuesto de recaudación llamado IEPS a cada litro de gasolina vendido, el cual no ha tenido incremento desde 2016 y promete no incrementarlo en el 2017.

* Leyes ambientales locales exigirán preservar el medio ambiente por lo que las gasolinas serán de calidad libres de plomo.

* Las fronteras tendrán un régimen especial para tener precios que compitan con las de su contraparte.

* La referencia spot del tipo de cambio del us dlls.

En diciembre de 2016 se dan desabastos en algunos puntos de la república como Guanajuato, Sonora y Baja California, los cuales justifica la SHCP y subsana; pero comunica los precios de inicio liberados:

Los precios promedio a nivel nacional del 1º de enero al 3 de febrero de 2017 serán de $ 15.99 para la gasolina magna, $ 17.79 para la gasolina Premium y $ 17.05 para diésel.

Hacienda recuerda que cada una de las 90 regiones en las que fue dividido el país tendrá sus propios niveles.

Los precios máximos para cada región están a la vista en la página de la Comisión Reguladora de Energía (www.cre.gob.mx).

En comunicado específico la SHCP explico que el año comenzara con un solo precio durante enero y hasta el 3 de febrero, en las primeras dos semanas de ese mes habrá dos actualizaciones y a partir del sábado 18 de febrero los ajustes al precio serán diarios.

Estimaciones del Staff del Periódico Reforma pronostican que para el mes de febrero la magna tendrá un precio de $ 16.33 y para junio de $ 18.87 que existe la posibilidad que baje para el mes de diciembre del 2017. (Área de la delegación Miguel Hidalgo CMX).

Con lo que podemos decir que la gasolina tendrá cambios permanentes sujeto a variables tangibles e intangibles.

1. Precio spot del petróleo y gasolinas el mercado se da en Houston USA preferentemente.

2. Paridad del peso frente al dólar americano al momento de fijar el precio.

3. Gastos de logística transportación; dependerá de la región, del medio y en su caso del puerto.

4. El IEPS no variara, pues fue condición de la Cámara de diputados, por lo contrario lo disminuyeron en un 12% al pasarlo de $ 4.76 en el 2016 a 4.28 en 2017.

Sin embargo la galimatía persiste pues la fórmula de precios y las condiciones propias de la región para determinarlo solo la conocen hasta ahora la SHCP, y los miembros de la Comisión Reguladora de Energía.

Lo que es indudable es que la actuación del Presidente Enrique Peña Nieto ha sido desalentadora para los mexicanos, lejos de aplicar medidas escalonadas lo ha hecho en forma abrupta, que ha provocado caos y decepción, su popularidad está por debajo del veinte por ciento.

Es posible que en el fondo tenga razón, pero durante ochenta años nos dijeron que petróleo era nuestro y ahora estamos en el mercado globalizado, del cual Donald Trump quiere cambiar las reglas para volver a los proteccionismos, al cierre de fronteras y entrar nuevamente a la era del colonialismo.

No cabe duda que Don Arsenio Farrel tenía razón cuando me dijo “De la Llave acostúmbrese, lo único permanente es el cambio”.