• En un hecho histórico, los intensos vientos en la región del Istmo de Tehuantepec rebasaron los 201.4 kilómetros por hora durante las rachas, lo que representan los que ocasiona un huracán con categoría tres.

8 de enero de 2017.- El fenómeno provocó, entre otro daños ya detallados, el desprendimiento del parabrisas de al menos cuatro autobuses de pasajeros, sin que se registraran víctimas, sino únicamente daños materiales; este último hecho ocurrió hoy en el tramo La Venta-La Ventosa, Juchitán.

Además, caída de árboles, techos de estructura metálica en escuelas y mercados, en al menos cinco municipios, entre ellos El Barrio La Soledad, Matías Romero, Salina Cruz, por mencionar algunos que ya fueron detallados.

La Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca inició desde el sábado el alertamiento, al detectarse vientos de hasta 90 kilómetros por hora; la noche de este domingo, aunque ha comenzado a disminuir la intensidad, aún prevalecen riesgos.

El programa preventivo prevé levantarse hasta el martes 10 de enero y en él participan la Policía Federal, la Policía Estatal, corporaciones de vialidad y Protección Civil de distintos municipios, principalmente de Juchitán de Zaragoza.

Fuente: nssoaxaca.com