• La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) decidió no firmar el Acuerdo presentado por el presidente Enrique Peña Nieto

Por Juan Carlos Cruz Vargas

CIUDAD DE MÉXICO,  , 9 enero, 2017.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se negó a firmar el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar presentado esta tarde por el presidente Enrique Peña Nieto.

Según el organismo presidido por Gustavo de Hoyos Walther, dicho acuerdo no cumple con el consenso social y, más aún, sólo representa una estrategia de comunicación e imagen pública del gobierno federal.

Mediante un comunicado, el organismo patronal criticó que dicho pacto fue construido en tres días, y apenas a las 11 horas de este lunes –dos horas antes del anuncio de la firma– Presidencia entregó la propuesta final a la iniciativa privada, sin permitir el análisis, dijo.

“Luego de una amplia consulta a los diferentes órganos de gobierno y grupos técnicos, así como a nuestros 65 centros empresariales en todo el país, la Coparmex ha decidido no suscribir el acuerdo”, puntualizó.

Añadió: “Urge un acuerdo, sí, pero es más importante que dicho acuerdo sea fruto de un verdadero y amplio consenso social, y no sólo sirva como estrategia de comunicación o imagen pública”.

Cualquier acuerdo que se quiera suscribir, apuntó, deberá incluir metas claras, objetivos puntuales, métricas que sirvan para evaluar los avances.

Particularmente el gobierno, que administra los recursos públicos, subrayó, está obligado a asumir compromisos específicos para mejorar el manejo del presupuesto, eficientarlo, transparentarlo y, en su caso, corregir o castigar su mal uso.

De Hoyos Walther aclaró: “No estamos en contra del gobierno, ni de quienes suscriben el acuerdo, por el contrario, estamos en favor de un acuerdo real, de compromisos concretos, en beneficio de todos los mexicanos. No sólo eso, sino que es justo en este momento, cuando el país nos demanda un diálogo real, cara a cara, donde pongamos por delante el bien común, antes que cualquier otro interés particular”.

Y remató: “Los mexicanos necesitan urgentemente un liderazgo que ponga la mirada en los temas relevantes, que con serenidad los afronte sin miedo, con cambios de fondo. Que genere consensos sociales en todos los sectores. Que verdaderamente coloque a México como prioridad”.

Es “muestra de unidad y compromiso”: CCE

Mientras que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) decidió no firmar el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar impulsado por el gobierno federal, para el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dicho documento “es una muestra de unidad y compromiso”.

Pese a que el acuerdo se construyó en sólo tres días y la propuesta final fue entregada por la Presidencia de la República dos horas antes de la firma sin alcanzar un “gran consenso social”, para el líder del organismo cúpula, Juan Pablo Castañón, dicho acto significa mucho más:

“(Es) La búsqueda de una hoja de ruta, de prioridades en las que podemos coincidir gobierno, sociedad, empresas, trabajadores, campesinos, para afrontar un entorno de incertidumbre y retos con toda responsabilidad. Avanzamos en grandes lineamientos sobre lo que debemos encarar en el futuro próximo, de lo que podemos hacer si definimos objetivos comunes y establecemos el diálogo constructivo como premisa”.

Para el CCE este acuerdo es un primer paso para la enorme tarea que tenemos por delante: dar seguimiento e implementar políticas públicas que nos permitan proteger la economía familiar, fomentar el empleo, la inversión productiva y a la vez defender nuestra estabilidad macroeconómica.

De hecho, Castañón aseguró que se trata de fortalecer nuestro mercado interno. Es prioritario, dijo, y uno de los objetivos fundamentales de la estrategia hoy propuesta.

“Entiendo en este fortalecimiento no sólo el consumo, sino el fomento a la actividad productiva y el desarrollo acelerado de las empresas que, finalmente, generan el empleo formal que brinda ingresos y estabilidad a las familias mexicanas”, precisó en el acto donde se dieron cita el presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete.

A decir del CCE, el acuerdo incluye también una serie de medidas para el apuntalamiento de nuestra estabilidad macroeconómica como controlar la deuda pública, racionalizar y disminuir el gasto público, enfocándolo a las áreas con mayor impacto multiplicador sobre la economía.

Juan Pablo Castañón no paró ahí y de plano aseguró que “los mexicanos debemos confiar en nosotros mismos frente a los retos internos y externos que tenemos. Porque la historia nos comprueba que sabemos trabajar con unidad y generosidad. En estos momentos de reto para México, la patria cuenta con los empresarios”.

Eso sí, reconoció que los próximos meses y años enfrentaremos desafíos insospechados. Aún no conocemos su dimensión y profundidad, “pero podemos prepararnos si logramos unirnos en lo fundamental”, aclaró.

Y para no dejar dudas sobre la lealtad al gobierno de Peña Nieto, el líder del CCE alzó la voz: “México nos llama a nuestra responsabilidad, presidente, usted también cuenta con nosotros los empresarios”.

Fuente: apro / Revista Proceso