Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

No cabe duda que sin ninguna pena ni remordimiento, los políticos son capaces de cambiarse de bando, incluso de salir a protestar por el gasolinazo como lo están haciendo en este momento los partidos, para ganar votos en temporada electoral.

Mire usted, cuando andan buscando su voto, los políticos ponen cara de gente buena, se tiran sendos rollos culpando a otros de los males que padecemos y le prometen que ellos nunca van a caer en el mismo error, es más, le aseguran que después de ganar las elecciones estarán haciendo un recorrido de agradecimiento por haberles dado su voto, jajajaja aquí te sigo esperando negro.

En teoría, se supone que esos gargantas conocidos como diputados, son representantes de los pobladores que les dieron su voto para llegar hasta donde están y de ahí defender sus intereses como ciudadano.

De ser así, usted no debería estar preocupado de nada porque ese diputado prácticamente es su empleado, le pagan con los impuestos que usted paga y su sueldo asciende a unos 300 mil pesos mensuales, con todas las garantías y regalías que les dan para vivir como reyezuelos.

Si eso fuera verdad, entonces las iniciativas presidenciales que llegaran a la cámara, como es el caso de la reforma energética que conlleva al gasolinazo, serían analizadas y frenadas para defenderlo a usted como ciudadano.

Digo, fuera de la política, al ciudadano que usted contrate para cualquier servicio, lo tendrá que hacer bajo las condiciones que acuerden y a su entero gusto y satisfacción, si no, simplemente no le pagamos.

En la política a nuestros empleados les vale madres que las decisiones que tomen sean para perjudicarlo, simplemente no se ponen de su lado, terminan tomando acuerdos y levantando el caro dedo para terminar por enterrarle la faca por la espalda. ¿No es así?

¿Y sabe usted por qué? Simplemente porque ese diputado, senador, funcionario o político en general, sirve a intereses de sus respectivos partidos, sea PRI, PAN o PRD, no están para cuidarlo a usted y lo que pueda pasar con el futuro del país y la estabilidad social, se la pasan por el arco.

Así fue como les llegó el asunto de la reforma energética de la cual todos salieron a sus respectivos distritos a cacarear el güevo e incluso, con esa pose de arrogancia, cruzados de piernas, mirando al horizonte como tratando de encontrar esa fugaz inteligencia, panuchos y coloraos dijeron ante cámaras y micrófonos que la gasolina sería más barata. Mmm.

¿Y qué cree? Hoy esos mismos diputados y sus respectivos partidos, se lanzaron a la calle contra los gasolinazos que ellos mismo aprobaron, pero que desconocen, aunque nos vengan con el cuento ese de que en eso nunca estuvieron de acuerdo, lo cierto es que siempre estuvieron conscientes de la bronca, pero si no le entendieron al asunto, pos mta madre,  qué culpa tenemos nosotros.

Como se acercan elecciones para las alcaldías, ahora resulta que nadie es el padre del chamaco, ellos ya están pensando en el otro güeso, e incluso hay quienes ya andan en campaña como el ex diputao duartista del PRI Octavio Pérez Garay, que hasta trae comparsa de maestros y allegados a la Secretaría de Educación, pero eso no importa, lo verdaderamente importante es llegar y pegarse a la ubre cual becerro ¡Qué bonitooo!

Por eso, ahora que vemos a los partidos en las calles protestando contra el gasolinazo nos preguntamos ¿Y por qué no hay rebelión en el congreso y citan al maquillado para ordenarle que dé marcha atrás? Si llegáramos a ver esos eggs, seguro estaríamos ante otro tipo de gente, pero como esa es una de las mil 458 cosas que no voy a ver en mi divertida vida, pues ni modo, a comprar gasolina cara.

CONCLUYÓ EL CONGRESO DE CIRUGÍA ESTÉTICA

Y el presidente del Cluster de Turismo Médico, Doctor Marco Antonio Conde Pérez, indicó que están promoviendo que una misión de empresarios de Maryland, New Jersey, Nueva York y Los Ángeles, conformado por asociaciones de migrantes latinos, vengan a visitar Veracruz.

Y eso es precisamente lo que hace falta, tratar de hacernos a la idea de que dependemos del petróleo y explotar más la industria sin chimeneas, o sea el turismo, países como España, Cuba, Grecia y otros dependen en un 80 por ciento del turismo. Eso implicaría cambiar de mentalidad y es algo para lo cual ya no tenemos tiempo. El destino nos alcanzó.

Comentarios a: vivfirenelgolfo@gmail.com