Por Juan Carlos Miranda  |

Ciudad de México, 18 de enero de 2017.- La Confederación Patronal de la República Mexicana reiteró su posición de no firmar el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y Protección de la Economía Familiar anunciado el pasado 9 de enero en tanto no sea el resultado de un amplio consenso social, pues recalcó que dicho acuerdo es improvisado, incompleto e insuficiente.

 

La Coparmex indicó lo anterior a través de un comunicado emitido la tarde de este martes, unas horas después de que el presidente Enrique Peña Nieto anunciara dos decretos como parte de las medidas preventivas establecidas en el acuerdo para permitir la deducción inmediata de inversiones a las pequeñas y medianas empresas y para la repatriación de capitales que estará vigente durante seis meses.

 

La Coparmex recordó que posterior a la presentación pública del acuerdo, el presidente hizo un llamado a seguir enriqueciendo el acuerdo con propuestas de la sociedad civil y dijo que es precisamente a ese llamado al hacía eco con acciones concretas.

 

“La primera de estas acciones será convocar a las organizaciones de la sociedad civil para que aporten sus propuestas y que, finalmente, los acuerdos sean incluyentes y con gran respaldo público”, puntualizó.

 

El Sindicato patronal convocó a las organizaciones de la sociedad civil a participar en un primer ejercicio de propuestas llamado “Diálogos para la Construcción del Acuerdo que México Necesita” que se realizará en la el próximo jueves 19 de de enero a las 14 en el Hotel Hyatt Regency de la ciudad de México.

 

Previamente en su mensaje semanal la Confederación dijo que ante el panorama que se avecina para México frente la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos es necesario que el sector empresarial impulse de forma conjunta un acuerdo nacional (distinto del que dio a conocer Peña Nieto el 9 de enero y que firmaron todos los organismos integrantes del Consejo Coordinador Empresarial a excepción de la Coparmex) que permita al país estar fortalecido y unido en lo esencial en los dos años que restan a la actual administración y lograr con ello un proceso electoral ejemplar en 2018.

 

Recordó la llegada de Trump el 20 de enero “tendrá implicaciones económicas y políticas en el mundo entero” y para México, las declaraciones previas al inicio de la gestión han profundizado la preocupación por el futuro de la relación comercial y política entre ambos países.

 

Además señaló que la incertidumbre acerca de la nueva política comercial, migratoria y de seguridad han generado, entre otras, presiones cambiarias, llevando el tipo de cambio a niveles históricos cercanos a 22 pesos por dólar y poniendo en duda algunas inversiones, mientras que las proyecciones de crecimiento económico de México para este año son modestas, por debajo del 2 por ciento.

 

Ante ello agregó que para que México tenga un mejor desempeño, es importante el fortalecimiento real del mercado interno, lo cual depende del aumento de la capacidad productiva de las empresas, lo que a su vez incluye la necesidad de incentivos a las inversiones y mejores condiciones para los trabajadores y sus familias.

 

“Esta es la hora de construir en consenso y con visión de Estado, por ello la Coparmex acusa recibo y le toma la palabra al jefe del Ejecutivo que, en días pasados, convocó a los sectores productivos a trabajar junto con el sector público y hacer mayores esfuerzos para lograr sinergias que permitan converger esfuerzos que se traduzcan en acciones para el beneficio de la economía nacional y de las familias”, puntualizó.

Fuente: jornada.unam.mx