Arsenal

Por Francisco Garfias

18 de Enero de 2017
La charla es de agosto del año pasado. Se ha utilizado mañosamente como una crítica de casa al reciente gasolinazo que enardeció a la sociedad y encareció el costo de la vida, por más que pretendan minimizarlo los jilgueros neoliberales.

Se trata de una grabación que circula en redes sociales y que contiene una conversación privada entre el exvocero presidencial David López —13 años con Peña Nieto— y el exsecretario de Energía, Alfredo del Mazo González, padre del aspirante al gobierno del Estado de México.

Fue el propio David López, hoy diputado federal, quien nos hizo saber que la grabación fue hecha el 2 de agosto. Por su contenido, es cierto, bien podría aplicarse a la volcánica realidad que vivimos desde inicio de año.

En la charla telefónica, David le dice a Del Mazo padre:

“No puedo dejar de comentarte la gran preocupación que siento, percibo, escucho en todas las mesas donde me siento, con lo que está pasando con el golpeteo a nuestro queridísimo jefe y amigo…”.

Ese golpeteo contra el Presidente del que habla el exvocero se ha multiplicado al cubo a raíz del gasolinazo de enero.

Dice más David: “No se da cuenta de la realidad, sale todos los días y las noches en la tele. Proyecta una imagen de que todo está a toda madre y la realidad es otra. Tú que también ves la tele te das cuenta de que traemos un desmadre desde hace rato. Eso desgasta, desacredita, desprestigia.

“La defensa se vuelve muy complicada. Hijo de la chingada. ¿Cómo defiendes el aumento del petróleo y el de la energía eléctrica cuando dijiste que ‘ya no habrá más gasolinazos’?. El secretario de Hacienda (entonces Videgaray) lo repitió a diestra y siniestra”.

La charla se refería al aumento a las gasolinas Premium (56 centavos) y Magna (46 centavos) que Hacienda decretó en julio.

Del Mazo preguntó enseguida: “¿Está viendo nuestro amigo todas las críticas?”.

“Tengo la impresión de que no. Si alguien le dice ‘estuvo muy duro fulano’, a lo mejor se sigue actuando con cierto desdén: ‘esos pendejos siempre dicen lo mismo…’”, repuso el exvocero.

Del Mazo: “¿Sientes que no hay la percepción de la gravedad?”.

López: “Así lo siento. Si hubiera la percepción (de gravedad) habría otra conducta. Ante los medios igual, pero hacia adentro, ‘a ver, señoritos, ¿quién no está haciendo la tarea?’ Ya es hora de sacudir el árbol y poner a cada quien en su lugar. Hacer los cambios que se requieran”.

-Sí, los que dice hoy Riva Palacio, ¿no? —interrumpe el también exgobernador mexiquense, en referencia a la columna que el crítico columnista escribió ese día de agosto, donde abordaba el pleito interno OsorioVidegaray.

David le respondió que no había leído a Raymundo, pero que lo iba a hacer.

“En lo personal, creo que hay algunos que aspiran muy fuerte, como el que más sale en las encuestas de los nuestros (Osorio Chong), que ya cumplió, ¿eh?, ya no da pa’ más, aunque salga todas las noches en la pantallita con planes, programas y buenos deseos. Está cabrón. La gente necesita saber que le estamos respondiendo”, agregó.

  •  Morenos y perredistas la llaman “renta básica universal”. Quisieron darle rango constitucional en la Ciudad de México. Se trata de regalar a cada habitante de la capital mil 350 pesos mensuales, sólo por el hecho de vivir en la CDMX. Demagogia pura.

Si multiplicamos esa cantidad por los 8.9 millones de habitantes que oficialmente vivimos aquí, suma 144 mil millones de pesos anuales. El presupuesto de la ciudad es de 200 mil millones de pesos. Quedarían 60 mil millones para seguridad, pavimentación, alumbrado y los demás programas sociales y de infraestructura de esta gran urbe. Absurdo.

“Es la vuelta al Estado benefactor, al Estado que se niega a sí mismo”, nos dice el constituyente César Camacho, coordinador de los diputados federales del PRI.

A morenos y amarillos les faltaron diputados para lograr la mayoría calificada que necesitan. No pudieron imponer el regalito, pero no quitan el dedo del renglón.

“Renta básica, derecho al ocio… ¿Quién va a trabajar para pagar todo eso?”, comentó la senadora del PRI Yolanda de la Torre.

  •  Confieso el gusto que me dio enterarme de que el juez le decretó prisión preventiva al autor de la agresión a la senadora Ana Guevara. Fabián España —así se llama el sujeto— llevó amparo y porra al Centro de Justicia Penal de Nezahualcóyotl, Estado de México, para presionar a los impartidores de justicia. De poco le sirvió.

La exvelocista sacó un as que tenía bajo la manga. Dijo a los medios que España iba armado y que amagó varias veces con sacar la pistola. Habrá que ver si entre los reos se pone tan machito como con las mujeres.

Una pregunta: ¿por qué calló Ana Gabriela el tema del arma hasta el día de ayer?

  •  Llegó el recibo de la luz. Subió 37% con relación al anterior. Le pagué a la CFE tres mil 624 pesos. Nunca tan caro. En noviembre fueron dos mil 638. Y eso que me fui de vacaciones ocho días y en casa vive una persona menos. Otras dos que allí trabajaban todo el día en computadoras, se fueron a una oficina y pusimos focos ahorradores de luz. La electricidad subió el 1 de enero. El corte se hizo el 4 de ese mes. Cobraron 96 horas de alza tarifaria. El recibo pone que el promedio diario de consumo en kWh fue de 11.50. El anterior recibo aparecía en 8.85 kWh. ¿Usted encuentra lógica a la radical alza con todo lo que narré? Estoy convencido de que es el medidor recién instalado por la empresa “de clase mundial” el que ayuda a sacarle más dinero a la gente. Me pregunto: ¿de cuánto vendrá el siguiente recibo?