Por Noemí Valdez
Foto Saúl Ramírez

El ex secretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib, informó a NOTIVER que al menos nueve niños que padecían cáncer, murieron como consecuencia de un mal tratamiento de la enfermedad.

Los decesos, ocurrieron entre diciembre del 2014 y enero del 2015 en el Centro Estatal de Cancerología “Dr. Miguel Dorantes Mesa”.

“Lo que sí es cierto y me consta es que en enero del diciembre del 2014 y enero del 2015, murieron nueve niños en el hospital de cancerología en Xalapa, lo que me dijeron los expertos es que no se les dio el tratamiento necesario” señaló.

Juan Antonio Nemi explicó que tras dejar la dependencia, supo del fallecimiento de los pequeños por lo que preguntó las causas, puesto que cuando él se desempeñaba como titular de Sesver sus tratamientos eran avanzados.

Su sucesor, Fernando Benítez Obeso, se negó a responder la solicitud de información, sin embargo en el Registro Civil le confirmaron que los pequeños habían fallecido en el nosocomio.

“Yo ya como ciudadano, muy indignado, hice la solicitud de información a la secretaria de salud y al Registro Civil y este si me contestó; me dieron las fechas de fallecimiento, edades, sexos y las causas de los fallecimientos, las que anotaron en las causas de defunción” explicó.

El ex funcionario refirió que el Ministerio Público debe investigar las causas de defunción de los menores y detectar si fue consecuencia de que se les suspendió el tratamiento o no se les otorgó como se debía.

“Mientras no se tengan los expedientes y no se analicen, de los nueve niños, me dicen que solo uno estaba condenado a muerte por sus condiciones, pero los otros ocho, me dicen que si hubieran recibido el tratamiento se hubieran salvado. Aquí lo que tiene que hacer el Ministerio Público es pedir los expedientes al hospital y analizar, es un caso de niños que se murieron dentro del hospital, pero no sabemos cuántos murieron en sus casas” refirió.

También agregó que “lo que me consta que es una cosa grotesca atroz e indefendible, es que había dos niños ya listos para trasplante de medula ósea a los que se les cancelaron el tratamiento y prácticamente los mandaron a morir a sus casas”.

Fuente: NOTIVER