El Winckler guarda silencio y esconde la cabeza como avestruz

**Con esto se confirma que se cae la farsa del “Abogado” Jorge Winckler
**Destrozó familias con un escándalo mediático y de redes sociales que hoy se cae a pedazos.
**Con este antecedente Diego Cruz procederá a la misma vía legal para logar su libertad dentro de poco.
**Una estrategia durante plena campaña electoral que favoreció al PAN y en la que Winckler fue el artífice.
 
Amparo en Revisión 357/2016 otorgado por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Séptimo Distrito, con sede en Boca del Río, Veracruz.
 
Queda confirmado la primicia difundida ayer desde este espacio, la defensa del joven Enrique Capitaine logró un “Amparo en Revisión” en contra de la orden de aprehensión que lo mantiene en la cárcel dese hace meses por el sonado caso de los “Porkys”.
 
Caso que ahora se sabe fue manoseado y manipulado mediáticamente por el PAN, por Yunes Linares y por Jorge Winckler Ortíz, hoy en día flamante Fiscal General de Yunes Linares (En aquel entonces abogado de la familia de la joven Daphne).
 
Hoy en día se puede decir que en realidad fueron estos personajes, ayudados por la redes sociales quienes en realidad empinaron y sentenciaron a estos muchachos de los cuales 2 están presos, pero hoy se comprueba que jurídicamente no existían elementos para encarcelarlos.
 
Con este resolutivo se hecha por tierra la campaña de denostación de Winckler contra estos muchachos y sus familias, así como quedar comprobado que dicha caso se utilizpo políticamente para favorecer a un partido (PAN) y a su entonces candidato (Yunes Linares), y todo orquestado por su propio abogado y hoy Fiscal General del Estado, Jorge Winckler.
 
Este viernes transcurrió en total silencio sobre el tema por parte de Winckler y de Yunes, ya que el revés viene con todo hacia todos estos personajes, se les cayó el teatro y ahora el joven Enrique Capitaine está muy cerca de alcanzar su libertad, lo mismo que podrá hacer la defensa legal del recién llegado a México, Diego Cruz Alonso.
 
Bien dicen que las mentiras y las farsas caen por su propio peso, y en este caso no fue la excepción, Winckler y Yunes han quedado totalmente evidenciados por torcer la ley y engañar a la opinión pública para sus cochinos fines políticos/electorales.
 
Utilizaron las redes sociales apara enjuiciar y sentenciar a 2 jóvenes y hacerles pasar un infierno a sus familiares y amigos.
 
La más feliz de todo esto seguro será Daphne Fernández, quien dentro de poco podrá volverse a reunir con sus amigos de fiesta y parranda.
 
Amparo en Revisión 357/2016 otorgado por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Séptimo Distrito, con sede en Boca del Río, Veracruz.