Astrolabio Político

 

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Hasta la desgracia llega a cansarse.” – Séneca.

La noticia corrió como reguero de pólvora, en instantes las redes sociales hicieron su trabajo, basto un pitazo, una filtración para que comenzarán las especulaciones, ¿por qué renuncia Fidel Herrera Beltrán, al Consulado General de México en Barcelona? ¿Acaso serán ciertas las acusaciones en su contra, por el tema de los medicamentos falsificados en el sector salud? ¿En verdad viene a defenderse de las infaustas calumnias en su contra?

La realidad es que no, -aun cuando muy a su estilo advierta que vendrá hacer política interna de nueva cuenta en Veracruz-, lo que lo hace regresar es intentar contener y mover los hilos de lo que en el fondo se esconde.

Recientemente, una publicación que circula en la red, destapo la apresurada razón de su retorno.

Fidel Herrera Beltrán, construyo la relación con la red de empresas brasileñas más corruptas de las que se tenga memoria, fue el 18 de mayo del 2010 cuando aun siendo gobernador, viajó hasta tierras cariocas a cerrar un multimillonario acuerdo, con el que de una vez mataba dos pájaros de un tiro, uno, relacionado con el financiamiento para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, dos, la posibilidad de que en Veracruz se abriera un polo de desarrollo basado en el futuro de la política nacional, las reformas estructurales, específicamente la reforma energética.

Visionario como siempre lo ha sido, Fidel Herrera, sabía que si deseaba garantizar su permanencia en el juego perverso de la política, habría de agenciarse de todas las armas y herramientas para lograrlo, que mejor, que con el dinero de terceros, asegurando para con él y su proyecto un futuro garantizado, que habría de darle protección y permanencia tras reflectores, llegado claro el momento de abandonar la gubernatura.

Es así como en su primer día de gira por Brasil, Herrera Beltrán, concretaba una inversión de 2 mil 500 millones de dólares de la empresa Braskem en el sur del estado, lo que generará aproximadamente 8 mil empleos directos y 15 mil indirectos,- que a la postre se convirtió en el famoso Etileno Siglo XXI-.

Durante su recorrido por Salvador de Bahía el Ejecutivo de Veracruz tuvo una reunión con Norberto Odebrecht, fundador y presidente del corporativo Odebrecht –el más grande de Sudamérica y al que pertenece Braskem–, acompañado por el empresario Felipe Ruiz –aún con vida- y el alcalde de Coatzacoalcos, Marcelo Montiel Montiel.

Ahí mismo reveló que otra empresa perteneciente a este corporativo, Unigel, también concretado una inversión de 100 millones de dólares en asociación con Petróleos Mexicanos, por lo que operará en el complejo petroquímico La Cangrejera, en Coatzacoalcos, y de la que nadie ha hablado hasta la fecha.

De ese modo, se comienza a develar la verdadera razón del porqué el presidente Peña Nieto dio, otorgó o permitió tantas complacencias para con el ahora prófugo Javier Duarte, quien se convirtió en el testaferro de las operaciones en el país con la transnacional señalada, al descubrirse la red de sobornos que operó en diversas partes del mundo con la finalidad de conseguir concesiones o acuerdos para su operación.

El tema dio un vuelco cuando el pasado 19 de junio de 2015, cuando el presidente de una de las más grandes constructoras de Brasil y América Latina, Marcelo Odebrecht fue detenido en Río de Janeiro acusado de corrupción, sobornos y desvíos de dinero de la petrolera estatal Petrobras.

Ante el hecho, los focos rojos en la Residencia Oficial de Los Pinos se encendieron, muy pronto sería factible que la red de corrupción llegará directamente al presidente de México y se debía de actuar cuanto antes.

Según las indagatorias del Ministerio Público en Brasil, las dos compañías que formaban parte de un grupo de constructoras que conseguían licitaciones de Petrobras de manera fraudulenta.

La policía estimó en su momento sobornos pagados por Odebrecht y Andrade Gutierrez en 720 millones de reales (unos 230 millones de dólares) en un sistema corrupto en el que las empresas pagaban un 3% de cada contrato con la estatal. La supuesta red operó desde 2002.

La investigación abierta desde abril de 2014, fue denominada Operación “Lava Jato” y fue considerada por el fiscal general de Brasil como el mayor caso de desvío de dinero de la historia del país.

Decenas de empresas y ejecutivos ya fueron imputados, mientras 54 políticos –entre ellos los presidentes del Congreso y del Senado fueron y siguen siendo investigados por su supuesta implicación.

Marcelo Odebrecht, el principal inversor privado extranjero en México y Veracruz, era la punta de la madeja que tarde o temprano habría de llegar hasta Los Pinos.

La red de complicidad en la que estaría inmerso el ahora ex cónsul de de México en Barcelona, habría operado para que en octubre de 2013, el presidente de la República Enrique Peña Nieto sostuviera una reunió con Marcelo Odebrecht, en la que anunciaron la inversión del consorcio en México por un monto de 8 mil 100 millones de dólares en los próximos años.

Según el comunicado emitido por la Presidencia de la República, el empresario Marcelo Odebrecht informó que se generarían 20 mil empleos directos y otros 60 mil indirectos para el 2016.

Aun cuando en los planes todo marchaba bien, las cosas se comenzaron a tornar complicadas a mediados de 2014, cuando el juego por la sucesión en Veracruz, comenzó a mermar el control que entonces presumía el ex gobernador Javier Duarte, el saqueo indiscriminado en todas las áreas comenzaba a provocar conflictos al interior de los diversos sectores de la entidad.

Todo indicaba que las cosas terminarían muy mal, para el discípulo de Herrera Beltrán, ese que no entendió que para superar al maestro se necesita mucho más que sentarse en la silla de Palacio de Gobierno.

El desenlace ya lo conoce.

Ahora el tema es, realmente ¿cree usted que Fidel Herrera, renunció al Consulado en Barcelona para atender las acusaciones por posibles delitos de lesa humanidad? O ¿será que tiene que apersonarse en México para buscar una salida inmediata a la verdadera razón, que podría llevarle a él a la cárcel e incluso poner en riesgo la conclusión del mandato del mismo presidente Peña Nieto?

Esto apenas comienza, y será de pronóstico reservado.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@gmail.com  /    Twitter: @LuisBaqueiro_mx