Astrolabio Político

 Por: Luis Ramírez Baqueiro

“El arte de vencer se aprende en las derrotas.” – Bolívar.

 Arrancamos el 2017, en medio de protestas por los gasolinazos que movilizaron a media nación; luego llegaron los innumerables saqueos que exhibieron lo peor de una sociedad que se comportó como chivo en cristalería, dejando todo el rastro a su paso; luego balaceras en Playa del Carmen y en Cancún que pusieron en vilo la política exterior mexicana por el riesgo que conlleva el ser escenario de agresiones directas a turistas de otras naciones; para no perder la costumbre una balacera en colegio de Monterrey, Nuevo León confirma que el tráfico de armas alcanza niveles insospechados en nuestro país; la extradición de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo” a EE. UU., demuestra que tarde o temprano se habrá cumplir la instrucción de quien manda en el país; para terminar con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos como el presidente 45° de su historia; y para rematar en pleno domingo con el anuncio del retorno de Fidel Herrera Beltrán a Veracruz.

 ¡Vaya inicio de año! Afirmaran algunos.

 Lo cierto es, que mientras más nos adentramos en el 2017, avanza el plazo para la construcción de la estrategia que habrá de llevar a los partidos políticos a la consumación de sus coaliciones, plataformas, así como a la elección de sus candidatos.

 Pero en esa encrucijada algunos institutos políticos les habrá de ir mejor. Bueno al menos esa será la apuesta.

 ¿Qué le espera al PRI con la llegada de Fidel Herrera Beltrán? Se cuestionan los militantes, quienes simplemente no dan crédito al extraño retorno del último gran Tlatoani de la política veracruzana, de esa que se escribe con ortodoxia pero que en la realidad se debe ejecutar con pragmatismo, en donde la habilidad de negociación habrá de imponerse por encima de cualquier de cualquier tipo de acuerdo.

 Al menos sabemos de dos militantes de muy alto nivel que no están muy convencidos de su regresó, es más, si por ellos fuera, pactarían su inmediata detención bajo el delito de alta traición al PRI, pero como eso no está tipificado, simplemente no prosperará.

 Héctor y Pepe Yunes saben que con la presencia de Herrera Beltrán en la Plaza no existe por mucho, motivo para si quiera distraerse, porque en una de esas, les vuelve aplicar la fideliña y los vuelven a dejar fuera de los grandes acuerdos.

 Al menos uno de ellos, sabe que es ahora o nunca, no hay una vuelta atrás nuevamente, y por ello, habrá de atajar a Fidel, que en su afán de retomar al escenario político es capaz de vender la luna al primer incauto que se deje.

 Y es que se afirma en los pasillos del PRI Estatal que el famoso Tío comenzó hacer sus entuertos, y ya anda como es su costumbre intentando convencer al que se deje y por supuesto le sirva para alcanzar sus fines.

 Afirman entre los trascendidos de los pasillos y antesalas que al menos tiene tirador para Tuxpan, Pánuco, Poza Rica, Veracruz, Boca del Río, Xalapa, e incluso para Coatzacoalcos, en su afán de desdorarle la píldora al actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, pero más aún de causarle una severa indigestión al senador peroteño Pepe Yunes.

 Todo porque se dice que en Coatzacoalcos, el amarrado con la candidatura a la alcaldía sería el líder obrero, Carlos Vasconcelos Guevara, hoy diputado local y principal mecenas del senador de la República, pero que se quedaría con el bat al hombro al darle paso al por demás famoso, Marcelo Montiel Montiel –quien está en calidad de indiciado de la PGR, por su propensión al meterle la mano al cajo de la Sedesol federal- y quien buscaría de nueva cuenta la alcaldía por una tercera ocasión.

 Vayan pues los primeros 24 días de enero que a todas luces serán decisivos para el PRI.

 Al tiempo.

 astrolabiopoliticomx@gmail.com

 Twitter: @LuisBaqueiro_mx