• A las cuatro de la mañana, lo ingresan al penal de Topo Chico como medida cautelar, para que no huya de la justicia como Duarte en Veracruz y como Jorge Torres en Coahuila.

26 Ene 2017

Esta madrugada, el ex Gobernador Rodrigo Medina fue ingresado al Penal del Topo Chico como medida cautelar, luego de ser vinculado a proceso por los delitos de peculado y daños al patrimonio del Estado. Se trata de una medida cautelar para evitar que huya de la justicia.

El juez Miguel Ángel Eufracio Rodríguez ordenó esta medida, a petición de la Fiscalía que imputó los cargos al ex Mandatario priista.

La prisión preventiva fue dictada a pesar de que la defensa de Medina alegó contar con una suspensión provisional de amparo que protegía su libertad personal.

De acuerdo a información de Grupo Reforma, La Fiscalía argumentó que la suspensión presentada por el ex Gobernador sólo era para efectos de que no fuera detenido para ser llevado a las citas de la audiencia de hoy y no para la implementación de medidas cautelares derivadas de la vinculación a proceso que determinó el juez.

Fue a las tres de la mañana de hoy, que el juez, aceptó la petición de la Fiscalía y ordenó la prisión preventiva y pidió a la Secretaría de Seguridad trasladar al ex Gobernador de la sala de audiencia al Penal del Topo Chico.

La decisión fue una sopresa para los abogados del ex Gobernador, el ex Procurador Javier Flores Saldívar y Alonso Aguilar Zinser.

“Manifestamos nuestra absoluta inconformidad con la imputación, después el Ministerio Público solicitó medidas cautelares, exhibimos una suspensión provisional… que de manera expresa establece que el Licenciado Medina no podrá ser privado de su libertad. De manera sorpresiva, infundada y cuestionable el Juez procedió a escuchar al Ministerio Público sobre la solicitud… en franco desacato de la suspensión”, declaró Aguilar Zinser a Grupo Reforma.

Añadió que Medina no ha faltado a ningún citatorio, por lo que la medida es una violación a la presunción de inocencia. El abogado comentó que minutos antes de las 4:00 horas el ex Gobernador fue internado en el Penal del Topo Chico.

Estas dos vinculaciones se suman al proceso que investiga el Juez por presuntos actos de corrupción en los incentivos otorgados a la empresa Kia para su instalación en Pesquería. Por este caso, en el 2016, se le vinculó al ex Gobernador por el delito de ejercicio indebido de funciones.

Hay que recordar que hay una lista de ex Gobernadores que se encuentran prófugos, comenzando por el ex gobernador de Coahuila, Jorge Torres López; Javier Duarte Ochoa en Veracruz; Tomás Yarrington de Tamaulipas; Guillermo Padrés de Sonora; Roberto Borge de Quintana Roo, entre otros.

Fuente: vanguardia.com.mx / Con información de Grupo Reforma