27 de enero.- CIUDAD DE MÉXICO – En medio de un choque diplomático por la orden de Donald Trump de construir un muro fronterizo –y las diferencias sobre quién debe pagarlo– el presidente estadounidense y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto hablaron por teléfono este viernes.

De acuerdo con el gobierno mexicano, durante la llamada se discutieron temas como la relación comercial, la importancia de la amistad bilateral y la necesidad de trabajar juntos para combatir el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas.

“Con respecto al pago del muro fronterizo, ambos presidentes reconocieron sus claras y muy públicas diferencias de posición en este tema tan sensible”, indica un comunicado de la presidencia de México. “Los presidentes también convinieron por ahora ya no hablar públicamente de este controversial tema”.

Las tensiones que se habían acumulado durante meses llegaron a su punto más crítico esta semana después de que Trump ordenara la construcción del muro. El jueves, Peña Nieto canceló una reunión con el presidente estadounidense que estaba programada para el 31 de enero.

Trump, por su lado, reiteró su postura de que México ha tenido un trato injusto hacia Estados Unidos por el déficit comercial y la migración ilegal.

“Tuvimos una muy buena llamada”, dijo Trump en una conferencia de prensa conjunta con la primera ministra británica, Theresa May. “Ya no vamos a ser el país que no sabe qué está haciendo”.

“Tengo mucho respeto hacia México. Me encanta la gente mexicana”, agregó. Pero “como saben”, nos han “dado una tremenda golpiza”.

De cara al futuro, la oficina presidencial mexicana indicó que los dos líderes “acordaron resolver estas diferencias como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral”.

Fuente: nytimes.com