POR André Marín | 06 de Febrero de 2017

Muchas cosas interesantes para platicar de la quinta fecha del campeonato. Xolos sigue de líder, Morelia se hunde en la porcentual, tiene que cambiar de entrenador, y en varios equipos tuve la sensación de que estaban más preocupados por no perder que por buscar ganar los partidos.

Todo comenzó el viernes por la noche en Puebla, donde se presentó Cardozo como técnico de La Franja. Partido muy soso, aburrido y de baja calidad. Puebla se fue al frente en el marcador en el minuto 87 y le empataron en tiempo de compensación. Atlas sacó un punto al final en un partido que pocos recordarán.

En el puerto, un partido de vida o muerte para Tiburones y Jaguares. Se disputó con un cuchillo entre los dientes por ambas partes. Corrieron, metieron y generaron sus ocasiones de gol. El primero llegó en un error de Moisés Muñoz, quien escupió un balón sencillo que no perdonó Eduardo Herrera. El segundo, en un remate de Kristian Álvarez que le dio tranquilidad y un gran respiro al cuadro de Carlos Reinoso. Veracruz ya le saca seis puntos al Morelia y Jaguares, cinco. Será un torneo muy largo y desgastante para ambos buscando la salvación.

En el Azul, Cruz Azul volvió a merecer más, pero no pasó del empate. Los Gallos de Jaime Lozano se vieron ordenados y con buena actitud. Fue Noriega el gran protagonista del encuentro, porque anotó un autogol y después hizo el gol del empate. Se le siguen viendo cosas interesantes al equipo de Jémez, pero no anota. Ya metió de arranque a Cauteruccio y todo el arsenal que contrató para este torneo. Y Querétaro tiene futuro con Lozano, joven altamente preparado para triunfar como técnico en Primera División.

Los Tigres no carburan, parece que la campeonitis les pasó por encima y es que están muy lejos del nivel que tenían en diciembre. No dudo que se van a recuperar y que van a calificar, pero deberían entregar mejores resultados. Ya van cinco fechas y no funcionan.

Toluca se llevó los tres puntos con un golazo de Sambueza, al cobrar a la perfección una falta. Fuera del partido de local contra Jaguares, los de Cristante están haciendo una buena campaña.

Partido raro en León, porque La Fiera lo ganaba desde temprano, con gol de Elías, pero de pronto todo cambió y los Xolos dieron una gran exhibición de la mano de Avilés Hurtado, quien es un auténtico demonio. Gran trabajo de Miguel Herrera.

Javier Torrente debe estar muy preocupado, porque tiene un gran plantel y el equipo no camina. Tres derrotas de local, malos números, pocos puntos y bajo rendimiento. Habrá que ver si para el próximo partido varias “vacas sagradas” se van a la banca.

El América ganó con autoridad en Morelia gracias a los goles de Cecilio y Álvarez. El equipo de La Volpe mostró gran actitud y respaldo para el técnico con un gran esfuerzo. Morelia está en situación crítica. Es último de la porcentual, hay nervios y va a Chiapas.

En Aguascalientes, el Monterrey no ganó gracias a una brillante actuación de Marcelo Barovero, quien evitó muchas ocasiones claras de los Rayados. Monterrey sigue invicto y Necaxa está lejos del gran nivel que tuvo en la liguilla anterior.

En Ciudad Universitaria un buen partido entre Pumas y Pachuca. Se adelantaron los universitarios con gol de Verón y, cerca del final, un cabezazo de Murillo puso los cartones finales. Franco Jara falló un penal que pudo ser el triunfo de los Tuzos.

Y, en Guadalajara, los Santos ganaban con gol de Furch y las Chivas lograron el empate en tiempo de compensación por conducto de Pizarro. Merecía más Guadalajara, si tomamos en cuenta que Jonathan Orozco fue la gran figura del partido.

Mañana, un importantísimo partido entre Chiapas y América y luego un intrascendente partido de la selección en Las Vegas.

Twitter: andremarinpuig

 

Facebook: andremarinp

Fuente: EXCELSIOR