**Se ha convertido en una piedra en el zapato para el Panista-Perredista.
**Exhibe en redes sociales a Jorge WincKulín por incompetente y corrupto.
**Yunes y WincKulín pactaron con Fisculín, quien criminalizó y encarceló a la legisladora local.
**También exhibió a Yunes por pactar y proteger a los líderes transportistas por vetar los “moto taxis”.
 
Periodista antes que política y representante popular antes que portavoz partidista o agente del gobernante en turno, la diputada Josefina Gamboa sigue librando una lucha como si los priístas no se hubieran ido del poder, es más, como si los fidelistas siguieran despachando en el mismo pues desde palacio de gobierno y desde las entrañas del panismo/perredismo se desató un hostigamiento en su contra.
 
No se sabe -pero se sospecha- que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares soltó la jauría sobre una de las pocas legisladoras que porta un respaldo popular real y que le ayudó a ganar la contienda del pasado 5 de junio.
 
¿Por qué creen que en cada mitin masivo Yunes se hacía acompañar por la entonces candidata? Porque sabía que lucirse a su lado era ganarse la voluntad de los miles de porteños, boqueños y medellinenses que creían –y siguen creyendo- en ella. 
 
Por eso es hilarante la versión de los plumiferos a sueldo que tildan a la legisladora de “malagradecida”. En realidad el desagradecido sería otro (Yunes Linares) si se hace una lectura precisa de la situación.
 
Pues bien, se sabe que hay la intención de hostigar a MaryJose hasta cansarla, marginarla en el congreso local, atacarla en redes sociales y corre la versión de que la quieren obligar a solicitar licencia a la diputación local bajo el clásico argumento de una enfermedad. 
 
Es decir, la quieren enfermar y con eso Yunes Linares estaría aplicado las mismas tácticas del priismo más arcaico y hasta fideliano, de agredir a una representante popular insumisa, que cuestiona su quehacer y que está honrado la vocación de ser un contrapeso real al poder que tiene el Ejecutivo.
 
Las señales son inminentes. El iletrado Sergio Hernández, quien preside la Junta de Coordinación Política excluyó de la noche a la mañana a Marijose Gamboa de la diputación permanente, sacándola así, y de tajo, de los trabajos legislativos para los próximos tres meses.  No te quiero aquí ni te quieren aquí desde palacio de gobierno, fue lo le dijo en días pasados ese personaje.
 
Al mismo tiempo, el bisoño que despacha como fiscal, Jorge Winckler (WincKulín para los cuates) tampoco le perdona a Marijose Gamboa que haya cuestionado su arribó al cargo a través de una negociación indigna que le garantiza impunidad a su antecesor, Luis Ángel Bravo Contreras, ni que lo haya exhibido por rodearse de fidelistas como el tal Luis Eduardo Coronel, cuya tarea no es apoyar a los familiares de los desaparecidos sino ser la “oreja” de los fidelistas en esa oficina, alertarlos cuando se lancen las pesquisas en su contra y mantenerlos al tanto de los expedientes judiciales. Por eso, su llegada se acomoda a lo denunciado por Gamboa de ese acuerdo vergonzante con la fidelidad.
 
De unos días a la fecha, WincKulín Ortiz se ocupa de enviar y reenviar en las redes sociales todo asunto que tenga que ver o que ataque a la diputada. Se la pasa más tiempo en el Twitter, en el Facebook y en Periscope que haciendo sus deberes en la Fiscalía. Por eso los corruptos a los que captura se le salen de la cárcel – ya se le fue Leonel Bustos y dicen que Arturo Bermúdez saldrá libre la próxima semana, que su detención es mero golpe mediático- porque no se ocupa en dedicarse a la integración de los expedientes sino en andar de dama de compañía del gobernante y en tuitear contra Marijose Gamboa.
 
Vaya infortunio de los veracruzanos que ahora tienen un fiscal que imita al prófugo Javier Duarte porque  litiga desde su teléfono celular pero no contra los malhechores sino contra quienes lo han puesto en evidencia. Por eso la legisladora le puso un ‘estate-quieto’ la semana pasada: “Póngase a trabajar, fiscal y deje hacer lo mismo a quienes ya estamos en nuestros distritos atendiendo. Chismes de redes no está en mi agenda”, escribió en tuit, el vehículo preferido del desocupado fiscal.
 
El tuitero Winckler se ha hecho amigo de todo ´troll´, ´bot’ y hasta reporteros fidelistas –sin importarle que a el mismo lo tundan seguido- en las redes sociales para atacarla. Los sigue, los retuitea y los celebra cada vez que lanzan dardos contra Marijose. Y viendo que los diputados panistas, el fiscal exhibicionista y que el mismo gobernante en turno se vuelcan contra Marijose Gamboa, pues el resto de los empleados los imitan para quedar bien o tratar de saldar cuentas que los tienen obsesionados.
 
Por ejemplo, el chiapaneco mañoso Jorge Morales, secretario de la “farsa” de comisión de reporteros, al igual que la presidenta del entuerto Ana Laura Pérez, no pierden oportunidad de salir al paso contra la diputada, a la que acusan de entrometerse y  -¡vaya osadía- de querer “desacreditar” a esa comisión, como si la misma no estuviera ya en la ignominia. Sin embargo, no hay punto de comparación ni de tamaños ni nivel para un debate entre ellos y la legisladora. Ella fue electa con el voto popular y a ellos les obsequió Yunes Linares su cargo.
 
En fin, es un acoso coordinado tanto de altos mandos como Yunes Linares, como de ínfimos como de WincKulín, en contra de la diputada Gamboa Torales, y recrea claramente la percepción de que nunca se pasó de la fidelidad a la llamada alternancia. 
 
Pero Marijose está acostumbrada a lidiar con esos toros. ¿Qué se espera de ella?. Que no les dé gusto, que no deje la curul, que honre la representación popular que le dieron sus electores, que sea la voz de sus electores, no del partido ni del gobernante en turno.  
 
Sus bonos no han bajado ni un milímetro como ha sucedido con otros que están por agarrar la cuesta abajo como el Gobernante, sus Hijos y su Fiscal General. Si no re-enjaula a sus mensajeros, el deshonor será lo suyo.