Perfilando

* PRI, Independiente, PAN-PRD.

Por Iván Calderón

Pese a que hace cuatro años en San Andrés Tuxtla se sabía perfectamente que Manuel Rosendo Pelayo sería el próximo presidente municipal, en estos tiempos, aún no hay nada para nadie.

Sabedores de esta situación, los diferentes actores políticos mueven todas las barajas para lograr una mano perfecta y consolidar así cada uno de sus respectivos proyectos políticos.

Con lo anterior, el pasado fin de semana, el ex Secretario del Ayuntamiento Roberto Virgen Riveroll, se registró como pre candidato único a la alcaldía de esta población y lo hizo arropado con el “sello de la casa” del equipo chendista.

Virgen, encabezó una multitudinaria marcha, en la que participaron todos los sectores y organizaciones del Partido Revolucionario Institucional, un instituto político que a pesar de haber sido golpeado por la desastrosa gestión de Javier Duarte de Ochoa, al menos en San Andrés, al parecer, mantiene vigente su ímpetu y empuje social.

El pre candidato priista no la tendrá nada fácil.

La neta.

Roberto, se enfrentará a un sin número de escenarios adversos que menguaran sus intenciones, pero como un hombre que ha trabajado más de 20 años en el servicio público, seguramente sabrá sortear cada uno de los obstáculos que se le presenten, así como el sentimiento “antisistema” que han cobijado las y los veracruzanos.

El futuro candidato priista junto con el alcalde Manuel Rosendo Pelayo, tendrán la gran responsabilidad de consolidar a San Andrés Tuxtla como un bastión tricolor, ya que aún con la sombra de Duarte, este municipio no ha perdido para el PRI, ninguna sola elección.

Aunado a esto, el equipo político que formó el actual presidente municipal, se enfrentarán a un ex diputado local que participará por la vía independiente y a quién salga por la alianza PAN-PRD, ya sea el ex alcalde Rafael Fararoni Mortera o Armando Pérez Sánchez.

El candidato independiente Octavio Pérez Garay, es en realidad el aspirante que hasta el momento ha sido más visto por los sanandrescanos, ya que la misma ley le permitió que hiciera pre campaña para la obtención de firmas, entregando ante el Órgano Electoral más de 21,700 rubricas, teniendo ahora la obligación de legitimar todo este apoyo ciudadano en la elección.

Tavo Pérez va caminando en limpio.

Por su parte en el PAN-PRD las cosas aún no salen como las quisiera el mismo gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, y pese a que Rafael Fararoni Mortera era un claro puntero, hoy por hoy, no hay nada para nadie, ya que el mismo Fararoni se ha complicado las cosas, consiguiendo que tanto Alberto Turrent Villegas, como el amigo del alcalde de Boca del Río, Armando Pérez Sánchez, cuenten con amplias posibilidades para conseguir su nominación.

De ser Armando Pérez el candidato por el azul-amarillo se comenta muy fuerte que llevaría como candidata a sindica a la reconocida doctora María Elena Solana Calzada, una dama que a pesar de no estar dentro de la política tiene gran respaldo y aceptación social.

En fin, a como están las cosas el próximo presidente municipal de San Andrés Tuxtla no será ni el más mediático, ni quien dé más manotazos o quienes digan los resentidos de uno u otro partido.

Seguramente estará llegando el personaje que tenga la habilidad de acordar con todas las fuerzas vivas del municipio, ejecutando maniobras de inclusión donde se vean reflejada principalmente en la comuna el amplio consenso de las y los sanandrescanos.

Quién logre ser el próximo munícipe tuxtleco deberá de ser quién encabece una alianza indiscutible con todo electorado, ya que últimamente la ciudadanía se olvida de los partidos y vota por las personas y quién los representa.

Ya veremos pues de que “cuero salen más correas”.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@outlook.com