TEXTO IRREVERENTE

Por Andrés Timoteo

22 Febrero, 2017

La literatura es un espejo, adornado o descarnado, de la realidad y por eso, la localización de las agendas de la señora Karime Macías en una bodega de Córdoba hace recordar –guardando las distancias- la novela “Diario del ladrón” (Journal du voleur) del francés Jean Genet, en la que el delincuente plasma, y justifica, sus maquinaciones. . El ladrón, dice Genet, vive en un mundo propio, virtual, donde hace valer su derecho a apropiarse de lo ajeno, sean bienes materiales o cosas intangibles, como la felicidad a los otros.

“Rechazando las virtudes del mundo, los criminales irremediablemente se comprometen a organizar un universo prohibido. Se comprometen a vivir en él. Para ellos el aire no es nauseabundo: pueden respirarlo”, deduce el escritor y es como si estuviera contando lo que sucedió en Veracruz bajo el reinado de los Duarte Macías, quienes vivían en su mundo virtual, paralelo al que vivían todos los veracruzanos, y en donde sus excesos no tenían limites, y todo, hasta lo más abyecto, les estaba permitido.

Eso se puede apreciar en los textos de Macías Tubilla, al menos en los que se permitieron exhibir a la prensa, los cuales también son una combinación de un diario personal y la planeación en papel de los actos ilegales que cometió junto con su pareja, el exgobernante Javier Duarte. Los escritos también hacen recordar las agendas que llevan los famosos “contadores” de los carteles del narcotráfico, en las que guardan nombres, direcciones y teléfonos de sus cómplices, así como las cantidades de dinero que les han asignado.

Es la ‘contabilidad del crimen’, pues, la que está presente en los cuadernos de la sureña Karime Macías. Ahí se tienen pormenores del delito, escritos de puño y letra por uno de sus autores: una mujer fanática de las filosofías orientales de superación personal y que, aseguraba, merecía tener bienes en abundancia – y esos bienes se los robó al pueblo veracruzano- como si se tratar de una compensación del universo.

Y tanta fue su voracidad que en la bodega de Córdoba se hallaron objetos que extrajo del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) como sillas de ruedas, despensas, andaderas y útiles escolares. Es decir, Macías de Duarte, le robó hasta a los más pobres y necesitados. ¿Qué pensaba hacer con esas cosas pues al menos en el caso de las despensas, éstas son perecederas? Lo encontrado en el almacén cordobés revela la patología metal del matrimonio Duarte Macías quienes se robaron cosas por el simple hecho de satisfacer su cleptomanía.

Por otro lado, hay un dato trascendente sobre este caso: que la ubicación de esa bodega secreta habría sido proporcionada por el exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita como parte de las negociaciones con la Fiscalía General del estado ahora que está siendo interrogado en el penal de Pacho Viejo. Con tal de que no lo mezclen con población general pues estaría expuesto a represalias por parte de los rivales del grupo el crimen organizado al que estuvo coludido durante su gestión pública, Bermúdez comenzó a revelar datos de sus cómplices.

No hay que olvidar que el gobernador Miguel Ángel Yunes estuvo en el organigrama de la Seguridad Pública federal, encargado de los reclusorios y conoce el arte de negociar con los implicados o testigos protegidos para jalar la hebra que conduzca a otras capturas. Eso aplicó en el caso de Bermúdez y se afirma que el negociador fue el sucesor en la dependencia, Jaime Téllez Marie, a quien se le ha visto frecuentemente en Pacho Viejo.

Así, una de las primeras delaciones fue la dirección de dicha bodega habilitada por el matrimonio Duarte Macías para guardar una parte del botín y disfrutarlo después de la tormenta, sea por ellos o por sus familiares. Por esto también las revelaciones de Bermúdez Zurita pusieron a temblar al resto de la banda, pues si algo hizo el exsecretario de Seguridad Pública fue investigar y espiar a los de su misma camada.

Es más, la fuente bien enterada afirma que lo de la bodega de Córdoba es apenas lo más leve de la información que posee Bermúdez. Corre, por ejemplo, la especie de que tanto Duarte de Ochoa como otros exfuncionarios estatales sepultaron decenas de cajas repletas de dinero en efectivo en sus jardines o en patios de casas compradas con prestanombres. En Coatzacoalcos y en Jalapa se cuenta esa leyenda urbana en los merenderos políticos.

Dicen que mucho del dinero robado no se invirtió en bienes inmuebles o empresas convencionales, ni se maniobró en cuentas bancarias ni se llevó al extranjero, sino que sigue en Veracruz, está en billetes de diferente denominación que fueron colocados dentro de cajas de cartón y madera, y éstas a su vez, enterradas para que no sean rastreadas en instrumentos financieros o decomisadas por las autoridades. Historias truculentas, pero ciertas, aseguran las fuentes.

MUROS EN EUROPA

El impopular presidente de Francia, François Hollande estuvo en España y allí quiso ironizar sobre la intención del presidente norteamericano, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México. “¿Qué seríamos si Europa estuviera construyendo muros y pidiéndoles a los países africanos que los pagaran? Ese no es el modelo que deseamos porque no es un buen modelo ni desde el punto de vista ético ni desde el punto de vista político”, dijo. ´Pero Hollande se mordió la lengua pues en Europa también se construyen muros para detener la oleada migratoria procedente de África y países del Medio Oriente.

En Gran Bretaña, por citar el proyecto más grande, ya se comenzó a levantar una pared de 4 metros de altura en las costas que lindan con el Canal de la Mancha, mismo que comparte con Francia, para cerrar el paso a miles de migrantes indocumentados. Es más, ese muro fue anunciado mucho antes de que Trump concretizara el proyecto para amurallar la frontera con México y la única diferencia es que el costo de su construcción será pagado con los impuestos de los ingleses. De ahí en fuera, la intención es la misma: atajar a los que huyen de la pobreza, de las guerras y del terrorismo o el narcotráfico que asola a sus países.

Envoyé depuis Paris, France
Fuente: NOTIVER