Los Políticos

Salvador Muñoz

Con la solicitud de licencia por parte de María del Rosario Guzmán Avilés, “La Chapita” pa’ los cuates, Veracruz podrá decir que tuvo dos senadoras en la LXIII Legislatura, aunque no hayan coincidido en tiempo, como ocurrió en la LIX, con Noemí Guzmán Lagunes y Silvia Domínguez.

Al menos es de los datos curiosos que arroja este proceso electoral que busca renovar las presidencias municipales que, de un modo u otro, repercuten en el Congreso local… aunque no es el único.

II

Hay quienes critican a Polo Deschamps por dejar la curul en busca del “sueño municipal”… en su descargo, bien vale la pena comentar que Hipólito llega al Palacio de Encanto vía “pluri”, y si su partido, quien lo lleva a una curul, le concede la gracia de que busque la candidatura a la alcaldía por Medellín, pues no hay entonces “chapulín” que perseguir.

A su curul “pluri” llega Tito Delfín Cano, quien “finge” ser o “funge” como subsecretario de Salud porque es seguro que gustoso, en la próxima sesión del Congreso, rendirá protesta como diputado, por lo que de golpe y porrazo tendríamos de vuelta ¡al Dipu-Tito!

Misma circunstancia atraviesa María del Rosario, es “Pluri”, pero ella no va por una aspiración personal, sino que le toca ir a cubrir el hueco que deja Fernando Yunes en el Senado.

Similar caso ocurre en Carlos Vasconcelos Guevara, quien está decidido en buscar la alcaldía de Coatzacoalcos. Don Carlos es diputado por la vía “Pluri”, es decir, lo puso su partido, el PRI. En su lugar, Armando López Contreras, mejor conocido como “el Clark Kent”…

III

En el caso de Eva Felícitas Cadena Sandoval, diputada por el Distrito XXX, o Coatzacoalcos II, ella sí llega al Palacio de Encanto por la vía del voto ciudadano, de representación mayoritaria, vamos, en las urnas, bajo el entendido de que el ciudadano creyó en su compromiso, en la palabra empeñada, en la promesa entregada. La crítica negativa, al grado de “Chapulina”, desde un punto muy particular, creo que es más válido que en los casos anteriores, aunque también, desde una óptica partidista, es posible que para Morena, le reditúe más Eva como candidata a la alcaldía en aras de que pueda darle a su partido un triunfo en Las Choapas. Llega a su curul, por el momento, Águeda Salgado Castro.

Conste, digo por el momento, porque ya saben, si ninguno de estos diputados con licencia es ungido como candidato, o en el caso de Fernando Yunes, no quedara como el bueno por la alcaldía porteña, pudieran regresar a sus curules… ¡como si nada hubiera pasado! mismo caso se aplica si son candidatos y pierden.

A lo mejor por eso, el diputado local Juan Manuel de Unanue no quiso irse a San Lázaro ante la amplia posibilidad de que “bateen” a Paco Gutiérrez de Velasco Urtaza y den paso a “Chiquinando”…

IV

Un caso para la anécdota debe ser el de Arturo Esquín Ortiz, diputado por Tuxpan, considerado al menos en su partido, municipio y encuestas, como el candidato idóneo para tumbar al PRI del ayuntamiento… pero… entonces, ¿por qué al menos hasta ayer, Esquitín Ortiz, el Diamante Colorado de aquel puerto, no solicitó licencia? Algo muy sencillo: ¡su suplente Arturo Hernández Gallardo, también quiere ser alcalde! Sí, por supuesto, no por Tuxpan, sino por Tihuatlán… ¿qué hubiera pasado si “el Camarón” Esquitín hubiera solicitado licencia y su suplente se negara a atender el llamado de la curul? el PAN habría perdido una curul y lo extraordinario, el distrito de Tuxpan se habría quedado sin diputado… pero, esto queda sólo en el imaginario y en el entendido de que si las cosas van como van para el PAN, tiempos mejores vendrán para Arturo Esquitín Ortiz.

smcainito@gmail.com