El gobernador de Veracruz Miguel ángel Yunes Linares ya vivió su martes negro, ahora vivió su miércoles interminable, desde muy temprano ha iniciado una serie de enfrentamientos verbales, como se inicia cualquier pleito callejero con el Dirigente nacional de MORENA Andrés Manuel López Obrador, a su llegada López Obrador fue abordado por los medios de comunicación que ya lo esperaban, de inmediato el tabasqueño arremetió en contra de Yunes Linares, acusándolo de corrupto, de ser un distractor con esos hallazgos peliculescos con los que ha entretenido a los veracruzanos, Los reporteros no querían escuchar los señalamientos que hacia sobre el gobernador veracruzano y lo atiborraron con preguntas sobre su partido y si este recibió recursos de Duarte, lo que molesto a López Obrador y los llamo maiceados. Esta ofensa no podía pasarse por alto y Yunes Linares de inmediato se puso su disfraz de paladín de la justicia y defendió no solo a los medios de comunicación, también al ejército mexicano y a la marina, acusando al “peje” de ser un vividor de la política y que recibía 2.5 millones de pesos mensuales, por el asunto de la presa Yuribia.

La réplica de López Obrador llego, reto al mandatario estatal a que mostrara pruebas y si le probaba sus dichos o acusaciones este se retiraría de la política, pero si Yunes Linares no probaba su dicho tendría que dejar la gubernatura, López Obrador confiado en que la mayoría de los señalamientos que Yunes ha realizado no han sido probados.

La contrarréplica de Yunes Linares no tardo y este asegura tener pruebas sobre recursos recibidos por el tabasqueño de parte de Duarte, lo acuso de ser un vividor de la política, seguramente olvido que otro vividor de la política es su amigo Ricardo Anaya, quien gasta millones de pesos en sus giras,  por lo pronto las redes sociales se han incendiado con estos dos personajes que poco o nada han dado a quienes los siguen, porque lo decimos: Yunes Linares en tres meses pocos momentos son los que se puede decir que ha gobernado, la mayor parte de su tiempo lo tiene ocupado en una campaña permanente en busca de la presidenciable, alguien le calentó la posibilidad de ser un aspirante al gobierno federal y utilizando los recursos o los pocos recursos de los veracruzanos, sigue promoviendo su imagen y la de sus hijos quienes por descendencia heredaran el poder, los veracruzanos tendrán que entender que tener un distractor de gobernante no ha sido lo mejor para quienes esperaban un cambio, habrá que pensar cuanto está costando a Veracruz la ardua e incansable persecución que Yunes Linares ha mantenido en contra de Fidel Herrera  y Javier Duarte, para Yunes Linares Veracruz se ha convertido en una bola de nieve con diferentes sabores como corrupción y no la que dejaron las administraciones anteriores la que él ha impulsado, inseguridad, desempleo, desabasto de medicamentos, obras de infraestructura, educación, entre otros sabores, que día a día se van haciendo crecer esta bola que para algunos ya es inmensa, con circo y teatro no se resuelven los problemas se resuelven atendiéndolos y Yunes no los está atendiendo.

Si hablamos de las políticas de ahorro, la única realizada es el despido masivo de personal que mucho de este lo llevo a la gubernatura al confiar en ese tan anunciado cambio, ahora sufren las consecuencias que los veracruzanos están viviendo, El presidente de la Comisión de Hacienda Municipal del Congreso del Estado, Carlos Antonio Morales Guevara, opinó que el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, no ha querido disminuir el déficit presupuestal de su administración y ha privilegiado mantener los mismos gastos que tanto se criticaron en su momento cuando era oposición. Si a esto le sumamos un crédito de más de cuatro mil millones de pesos en Diciembre, Yunes aseguro que no endeudaría al estado sin embargo del dicho al hecho hay mucho trecho, en tres meses de investigaciones ha logrado recuperar mil trescientos millones de pesos de los saqueos sufrido a ese paso en los dos años de campaña y para distraer la atención de su incapacidad y ambición política Veracruz logrará recuperar aproximadamente 10 mil millones de pesos, si el saqueo según sus cifras es mayor a los cien mil millones, hay que echarle lápiz y ver si es conveniente o hay que empezar a descontarle los días de ausencia ( por lo de su campaña permanente).

Ahora las calenturas las provoca López Obrador, su presencia y el crecimiento del Movimiento de Regeneración Nacional lo está poniendo nervioso y lo ve como una seria amenaza para su vástago Fernando Yunes quien ha pedido permiso al Senado de la República para ausentarse en busca de la presidencia de Veracruz, no solo en los próximos comicios representa un riesgo a la continuidad pensada por la familia Yunes. Miguel ángel Yunes Linares tendrá que jugarse la suerte con el reto lanzado por López Obrador y defender con todo su maltratado orgullo o reusará al no tener las pruebas que dice tener, hasta el momento las acusaciones mediáticas y distractoras han carecido de pruebas, de sustento y una tras otra han ido cayendo, el hallazgo de la bodega en Córdoba, ha sido más sensacionalista que efectiva y pone en entredicho la capacidad del Fiscal General del Estado y de las mismas autoridades federales quienes se han prestado a este circo, la manipulación y alteración de lo asegurado no va a ser digno de prueba, ya que no se respetó la cadena de custodia y será otro duro golpe a la administración Yunista, ya que podría ser  desechada y como siempre las pruebas de valor, esas se las reservo el Gobernador como todas las anteriores, porque no decir quién es el propietario del inmueble y sobre todo quien es la rento, seguramente la secrecía de la investigación no lo permite o simplemente hay un cohecho en este hallazgo.

Hablando de economía estatal, cuanto le habrá costado al gobierno veracruzano la edición de los dos videos en los que enfrento a López Obrador, en el primero como pocas veces se le ve muy fresco y bien vestido portando su inolvidable corbata roja, porque no hay que olvidar este salió de la corrupción priista que ahora reniega, en el segundo sale más casual y llevando como fondo su impresionante cierre de campaña, es para mostrar el musculo, como gobernador de Veracruz se le ha olvidado el escudo del estado y emblema de su gobierno, seguramente esta pelea callejera continuará para beneplácito de los veracruzanos, no hay que quejarse sabíamos de su incapacidad administrativa y sus sueños de poder.

P.D. ¿dejará la administración estatal Yunes Linares, en caso de no probar su dicho a López Obrador?

Hasta la Próxima….. Comentarios a joseverastegui16@outlook.com