CONTEXTO POLITICO

Roberto PÉREZ LÓPEZ

El gobernador “Pinocho” de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, a pesar de ser prácticamente un  “peleador callejero y fajador”, de esos que se lían a golpes sin observar al contrincante, salió sumamente mal en las redes sociales por la confrontación con Andrés Manuel López Obrador, líder nacional de Morena, por su historial de corrupción.

Yunes Linares es una autentico “vividor” de la política, junto con sus hijos, de ahí proviene su inmensa fortuna, del historial de corrupción por su paso por el PRI –su alma mater- y PAN, del desfalco al ISSSTE, entre otras de sus hazañas políticas de impunidad, corrupción y complicidad con la mafia del poder.

Las bravatas de Yunes, dimes y diretes que no pueden comprobar, pero que todo son acciones mediáticas para mantener la atención de los veracruzanos, pues a tres meses no hay nada concreto de su gobierno, no le resultan favorables, no se puede comparar con la honestidad valiente de López Obrador, no tiene la suficiente calidad moral.

Es una cuestión de calidad moral, algo que verdaderamente no tiene Yunes Linares, comparado con Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, pues resultan más de lo mismo del PRIAN, de la cultura de la corrupción, impunidad y complicidad, y como dice el dicho: “Zorro de come huevo, aunque, le quemen el hocico”, es la naturaleza de Yunes.

Qué sirva todo lo pasado para que Yunes, el gobernador “porro”, no habrá su bocona, que aprenda de los dichos populares: “en boca cerrada, no entran moscas”, dicho de otra manera: “todo lo que diga puede ser usado en su contra” y “calladito se ve más bonito”, a ver cuál de todas le acomoda.

Solo en su locuaz mente Yunes pretende exhibir a López Obrador por actos de corrupción, de eventos inexistentes, en la toma de la presa Yuribia que según él, recibía dinero por esas manifestaciones sociales, y de los presuntos vínculos con Duarte por los dichos del ex funcionario Gabriel Deante, o sea, nada comprobable, falsarias de Yunes.

AVIADORES EN LA SEV

Pese al anuncio mediático de Lorenzo Hermida de no permitir aviadores en la delegación regional de la Secretaria de Educación de Veracruz -SEV-, tiene en la nómina a varios que cobran sin trabajar, sin devengar el salario, sin sudar la camiseta, dicen los que saben que es un “pago de factura”.

“Amor, con amor se paga” reza el dicho popular, resulta que en los tiempos de “las vacas flacas”, cuando Lorenzo Hermida estaba en “la quinta pregunta”, “pateando latas”, desempleado y sin ingreso seguro, por acuerdo político con Joaquín Caballero Rosiñol logró que el edil lo pusiera en la lista de la “Real Fuerza Área”, o sea, de los aviadores.

Y por ese favor, ahora Lorenzo Hermida tiene en la lista de aviadores a un tal Humberto Díaz Bautista, hijo de una promotora social de la colonia Playa de Oro, Natividad Bautista, aunque este joven trabaja directamente en la tesorería municipal de Coatzacoalcos, pero checa entrada y salida en la oficina regional de la SEV.

Además Díaz Bautista en agradecimiento al delegado regional de la SEV, con personal del ayuntamiento porteño se encargó de remodelar la oficina del funcionario estatal del PAN, así se las gastan los del PRIAN, acuerdos y pactos a espalda del pueblo, todo con cargo al erario público, disponiendo del dinero del municipio.

Para colmo de males, la hija Lorenzo Hermida elabora manzanas con chamoy y gelatinas, y en horario de oficina los vende entre los empleados de la SEV, de una manera muy sutil los obliga a comprar sus productos, so pena, de recibir una reprimenda del jefe albiazul, ese que ahora pertenece al gobierno del cambio, de color rojo al azul, más de lo mismo.

Para cualquier comentario, sugerencia, opinión y aclaración al correo electrónico: robertomorena1966@gmail.com y al teléfono celular: 921 172 7002.