Línea Caliente

 Por Edgar Hernández*

 No canta mal las rancheras y asegura que es bien querido por su pueblo.

El no es de los que “roba poquito”, tampoco apesta a PRI, toda su vida ha sido ganadero y su lana la ha hecho en el ramo farmacéutico y, según él, Miguel Angel Yunes Linares, es el agente que está cambiando la fisonomía de “nuestro atribulado Veracruz”.

Con camisa celeste  marca Polo, jeans, botas café  y tremendo sombrero, Carlos Jiménez Díaz -51años, cinco hijos, ganadero y con gusto desde chavo por los caballos- llamó a la prensa estatal, a través de la reconocida periodista Blanca Arguelles, para adelantar que será el próximo alcalde de Misantla.

¡Ah, jijos!

Antes deberá tumbar del caballo al cacique de cola larga Gustavo Moreno, a Othón Hernández y al comparsa opositor Jesús Hernández… “Si me duran, que me duran, si me aguantan ¡que me aguantan!.. y si me aguantan a ver si se levantan”, dice el muchacho alegre.

“El potrillo” hace tres años recibió el coqueteo. Las masas le pidieron que le entrara, prefirió trabajar, aunque sí le echó la mano a su partido para ganar la plaza.

Pero hoy sí, va por lo suyo.

Cree que llegó la hora del cambio generacional; está cierto que es insoslayable la transparencia y que ya estuvo bueno de tantas raterías.

Al llegar a la alcaldía “iniciaré la modernización de Misantla. La convertiré en un destino turístico”, adelanta este aspirante al tiempo que se compromete a reconstruir la fea carretera en donde actualmente tardas más de cuatro horas para llegar desde Xalapa “lo cual desalienta al más valiente a visitar nuestro pueblo”.

 “Y mandaré a poner un teleférico”, musita.

En Misantla hay todo: música, identidad, comida, bellezas naturales –también mujeres hermosas- y una cultura mágica.

Bueno, pero el punto es que este atravesado aspirante –quien no canta como el otro potrillo, Alejandro Fernández, pero si se echa uno que otro gorgorito- llegó acompañado de una docena de líderes naturales de su pueblo.

Llevándolos como aval aseguró que con 10 mil votos se lleva la municipalidad, que la elección será de tercios, que el PRI quedará en tercer lugar y que en la pelea el rival a vencer será Morena.

“El partido AVE ya no existe, pero sus votos habré de capitalizarlos”, sostiene.

Este amigo no es el brother de Yunes Linares, pero se guardan simpatía y afinidad política con la coalición PAN-PRD. Y aun cuando ya se inscribió para la precandidatura aún le falta la decisión del dedo del señor y por eso vino a Xalapa.

Este miércoles tomó su camión a buena hora, se trajo a una docena de paisanos y de plano se fue a su partido político. Luego, llegó al “Asadero 100” para invitar unos tacos a los periodistas de la fuente política.

Ahí sacó a relucir dos que tres frases domingueras. “ya estuvo bueno que siempre son los mismos los que nos gobiernan; alto a las raterías y… ¡Vamos por el cambio!

Misantla tiene 50 mil habitantes, 26 mil votantes habrán de decidir la elección, una elección que con el tercio de sufragios se gana y hay ánimo por sacar al PRI para siempre de esta hermosa región.

Así, bajo el lema de “Trabajando Unidos por el progreso de Misantla”, este gallo giro, perdón, este “Potrillo”, al grito de ¡Vámonos recio! entra a la puja.

Tiempo al tiempo.

 *Premio Nacional de Periodismo