• En protesta por lo que consideraron sanciones insuficientes contra Enrique Triverio y Pablo Aguilar, los silbantes determinaron no pitar la Jornada 10 del Clausura 2017

GUADALAJARA, JALISCO (11/MAR/2017).- En un hecho sin precedentes en el futbol mexicano, la Liga MX no podrá realizar su jornada de fin de semana luego de que la Asociación Mexicana de Árbitros decidiera no pitar los partidos correspondientes a la Fecha 10 del Torneo Clausura 2017.

A manera de protesta por las sanciones que dictó la Liga la tarde de ayer, los nazarenos anunciaron que no prestarían sus servicios este fin de semana, comenzando con el cotejo en Veracruz entre los Tiburones Rojos y el Puebla, un cotejo que se iba a jugar a puerta cerrada por estar vetado el coso de los jarochos, y del que se retiró 45 minutos antes del inicio del cotejo el silbante Luis Enrique Santander, al ser notificado por la asociación de la decisión que se había tomado.

Los árbitros esperaban que la Liga dictara sanciones ejemplares al delantero del Toluca, Enrique Triverio, quien dio un manotazo en el pecho al árbitro Miguel Ángel Flores; y al defensa del América, Pablo Aguilar, quien alcanzó a conectar un cabezazo a Fernando Hernández. Ambas acciones se dieron en los partidos de cuartos de final de la Copa MX, el miércoles pasado.

Triverio fue sancionado con ocho partidos de castigo, mientras que Aguilar con 10, situación que molestó a los silbantes, pues el reporte de sus respectivas cédulas describía agresión de ambos jugadores, lo cual se castiga con un año de inhabilitación para el futbolista.

Apenas media hora después de que se dieron a conocer los castigos, los silbantes informaron su decisión de no pitar la Jornada 10, por lo que Luis Enrique Santander y su cuerpo arbitral se retiraron del Estadio Luis “Pirata” Fuente, donde se abriría la fecha con el trascendental duelo en la lucha por el no descenso entre Veracruz y el Puebla.

En un escueto comunicado en su página oficial, la Liga MX dio cuenta de lo ocurrido: “La Federación Mexicana de Futbol y la LIGA MX informan que la Jornada 10 del Torneo de Clausura 2017, ha sido suspendida debido a que los árbitros designados para dicha jornada se han negado a prestar sus servicios, decisión que fue tomada de forma unilateral. Los partidos serán reprogramados y se informará posteriormente la fecha en que se realizarán los mismos”, decía el sitio web del ente regulador de la liga mexicana.

Los árbitros no volvieron a manifestarse en redes sociales ni en lo individual, a la espera de nuevas noticias por parte de la Liga MX.

 

VOCES

Llegó el momento

El ex árbitro de la Liga MX, José de Jesús Robles, está a favor de que los nazarenos tomaran la determinación de no llevar a cabo la jornada. “Llegó el momento en que los árbitros deben manifestarse de una u otra forma. Las sanciones que en su momento los directivos han hecho a jugadores, no son correctas. En cualquier conflicto de cualquier índole se tiene que llegar a la charla, para que realmente se tengan las cosas claras, porque se deben respetar los términos”.

Robles indicó que ve sanciones en otras ligas del mundo, las cuales están aplicadas al pie de la letra, tal cual se establece en los textos de competencia, pero en México, esto no aplica por la Comisión Disciplinaria. “No podemos estar creando fantasmas, tratar de verlas oscuras, borrosas porque las sanciones deben ser claras, así en todo el mundo, nada más en México se nos da de que pasa un incidente en donde casi mueren personas y la sanción es de risa”.

Recordó el nazareno, cuando en el Estadio Jalisco, Rubens Sambueza agredió a su compañero de profesión Rafael Román Medina, le dio un golpe con la cabeza y no pasó nada, unos cuantos partidos y todo solucionado. “Si el árbitro pierde la cabeza se pierde todo, si un jugador pierde la cabeza, no pasa nada, porque siguen pasando cosas, cuidando intereses de terceros, no sé de quién y la letra muerta de la Comisión no sirve de nada”.

 

PARA SABER

Lo que viene

La Liga MX tendrá que solucionar sus diferencias con los nazarenos, y después reprograma la fecha completa en un calendario que prácticamente no tiene espacios para fechas dobles.

 

OTROS CASOS

Paro en Argentina

En diciembre de 2016, el Sindicato de Árbitros Deportivos de Argentina hizo un paro oficial de todo tipo de actividades hasta que se mejoren las condiciones de seguridad para el gremio, luego de las lesiones que sufrió el silbante Claudio Elichiri por no marcar un penal a favor del club Sarmiento de Ayacucho.

 

Cristian Zermatten, sin pena ni gloria

Este futbolista argentino pasó sin pena ni gloria por el futbol mexicano con los Pumas, fue castigado un año por darle un cabezazo al árbitro Felipe Ramos Rizo en CU. Una agresión que siempre será polémica pues el contacto no se ve claramente en televisión y el jugador alegó que fue insultado por el silbante.

 

“Supermán” Marín, encontró su kripyonita

Una de las leyendas en la historia del futbol mexicano y de Cruz Azul manchó su brillante carrera cuando apenas tocó con su cabeza la del árbitro Jesús Mercado una vez que se había retirado de las canchas y era el entrenador celeste en 1982. Como ocurre cuando la agresión es bien reportada, el “Superman” se fue castigado un año entero.

 

Rubens Samueza, el recurrente

En 2010, cuando el argentino jugaba para los Tecos de la UAG, agredió al árbitro Rafael Medina en un partido amistoso ante Atlas por los 50 años del Estadio Jalisco. La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) lo suspendió solamente cinco partidos y los pagó con juegos amistosos, algo ridículo.

 

Joao Pinto, sanción mundialista

El futbolista portugués se pasó seis meses sin poder disputar un partido de futbol por propinar un puñetazo al árbitro argentino Ángel Sánchez durante el encuentro que enfrentó a las selecciones de Portugal y Corea del Sur en el Mundial de 2002 el 14 de junio en Incheon (Corea), solo por haber sido expulsado.

Fuente: informador.com.mx