Números Rojos |

Brenda Caballero  |

25 abril 2017 |

La pregunta se escucha una y otra vez ¿Quién obtuvo el mayor beneficio económico con los desvíos al erario? ¿la familia Macías Tubilla o la familia Duarte de Ochoa?

Las respuestas coinciden casi al 100 por ciento: ¡Los Macías Tubilla! ¡Por supuesto!

Recordemos que el principal beneficiado fue Antonio Macías Yazegey quien hasta triplicó su fortuna con varios proyectos que para empezar le dio su compadre Fidel Herrera Beltrán y que fue capitalizando con su yerno Javier Duarte.

Pero en esta ocasión no hablaremos de Tony Macías, sino de las mujeres de su familia que rodearon a Javier Duarte. Por parte de su familia directa sólo está su madre María Cecilia de Ochoa Guasti. Estuvieron más mujeres por parte de su familia política: su suegra María Virginia Yazmín Tubilla Letayf, la hija de ésta y hermana menor de Karime, Mónica Ghihan Macías Tubilla, así como las primas Córsica Alejandra Ramírez Tubilla y Brenda Tubilla Muñoz. No olvidemos a Lucía Letayf Barroso.

¿Por qué no viajó la señora Cecilia con la familia política de su hijo a Guatemala? Ése es un misterio que hasta podría traducirse en un distanciamiento por las acciones de su vástago, pues la última vez que se le vio cerca, fue cuando estuvo con los Macías Tubilla una semana antes de su detención. La señora había ido a visitar a sus nietos. Estuvo unos días con ellos, como si supiera que ya no los volvería a ver y se regresó.

Los que conocen a la señora Cecilia afirman que ya hizo su testamento ¿incluiría a Javier Duarte? ésa la gran duda; sin embargo, la señora parece ya haber designado a los herederos de las obras de arte que posee y ese piano de cola que tanto aprecia.

Ella se había conducido en un perfil bajo, gustaba de ir a tomar el café con las amigas, actividad que tuvo que dejar de realizar cuando algunas personas empezaron a insultarla ante el malestar veracruzano para con Javier Duarte.

Los rumores recientes son que algún acomedido en aras de apoyar a la señora Cecilia empezó a realizar una vaquita entre los amigos y beneficiados de su hijo; sin embargo, un diputado actual salió solamente con la cantidad de diez mil pesos ¡Y tanto que lo apoyó su hijo!

Mención aparte merecen las familiares de Karime Macías, quienes participaron activamente en los destinos de los recursos veracruzanos.

Si alguien conoce los secretos de Karime es su hermana Mónica, quien aparte de aparecer como prestanombres de varios inmuebles como los departamentos de la Torre Pelícano en Boca del Río, propiedades en Woodlands, Mónica se hizo cargo de sus sobrinos y hasta salió en pijama y pantuflas a pelear con agentes de la PGR, cuando llegaron con una orden de cateo a su casa en Chiapas.

A finales de octubre, corrió el rumor de que había sido detenida por las autoridades federales, sin embargo hubo una confusión con las hermanas Elia y Nadia Isabel Arzate Peralta, detenidas en la ciudad de México y consignadas a 3 años y 4 meses de prisión con su respectiva multa.

De la que nada se escucha es de Córsica, quien recordemos también se adjudicó contratos millonarios y estuvo un tiempo “asesorando” a su prima Karime en materia de comunicación social.

Córsica constituyó también dos empresas con Brenda Tubilla Muñoz para hacerse cargo de los eventos de la cumbre Tajín, el Festival de la salsa y el Carnaval de Veracruz, la fiesta de la Candelaria en Tlacotalpan, entre otros.

Otras de las vinculadas a la Red de Duarte y que aún sigue en aparente investigación de las autoridades son la tía política Corsi Tubilla Letayf y Lucía Letayf Barroso. Esta última era la particular del primo de Karime, Jorge Fernando Ramírez Tubilla, quien fue el subsecretario de Ingresos de la Sefiplan; sin embargo, todo el teje y maneje lo hacía ella, incluso hasta tenía el control de los cheques de los trabajadores y sus viáticos.

¿Será que estas mujeres queden impunes o también hacían planas como Karime Macías #Merezco Abundancia?

caballero_brenda@hotmail.com

@NumerosRojos_BC