Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

Vivir en el Golfo: Por Rodolfo Herrera

14 mayo 2017 |

El fiscal general del estado Jorge Winckler Ortíz se encuentra en jaque, los diputados locales decidieron reclamar su honorabilidad al sentirse ofendidos porque el joven funcionario dijo que los diputados eran una “Bola de Corruptos”.

Y por esa razón decidieron que podrían proponer la más importante votación de su vida, es decir, someter a juicio si el fiscal debe ser apartado del cargo tan solo por el hecho de “decir la verdad”.

Mire usted, los diputados federales decidieron no desaforar a su compañero priista Tarek Abdalá, quien fuera Tesorero durante la administración de Javier Duarte ¿Y sabe usted por qué? Claro, porque en tiempos electorales eso le traería al PRI y su aliado del verde una merma de votos.

Nuevamente, los ciudadanos tenemos que esperar a que pasen las elecciones de los políticos para poder aspirar a que se haga justicia y se proceda contra los malos ejemplos, en los gobiernos de todos los partidos.

Luego de esos deplorables hechos en la legislatura federal, los ciudadanos nos enteramos de la forma tan vil y atascada, como la corrupta diputada local Eva Cadena recibe bonches de dinero en varias emisiones, incluso en dólares, pero no sabemos quién se los dio ni de dónde sacaron ese dinero.

Y los ejemplos de diputados y políticos corruptos es enorme, se trata de una minoría que propone la salida de un fiscal porque se siente ofendida y como creen que los ciudadanos no tenemos memoria, se atreven a amenazar con destituirlo.

Si es cierto que el fiscal Jorge Winckler, sin experiencia política y con arrojo se ha atrevido a hablar en abierto como si estuviera en su despacho particular, donde se puede mentar madres a gusto, desde luego que el desliz es inaceptable por los pocos legisladores que se salvan, uno o dos de ellos, no así el resto de los que sabemos que traen una cola bastante peluda y que obstaculizaron la democracia con Javier Duarte, no en vano las denominaciones de “El PRD Rojo” o el “PAN Rojo” ¿O ya se les olvidó que actuaban igualito que la cadena?

Y en su brioso galope Winckler se llevó entre las patas a las madres de familia de los colectivos, a las que por cierto tuvo la humildad de pedirles perdón y que por supuesto que ellas merecen todo el respeto y consideración de los mexicanos, funcionarios o no.

Pero de eso a que los ciudadanos consideremos como una ofensa lo dicho contra los diputados, por supuesto que no señores.

Los diputados deben saber que hoy en día la lista de repudio en el vox populi la encabezan ellos, los legisladores, los que ganan mucho sin hacer ni madre, los que suben a tribuna pare decir tanta pendejada como esa de acusar que Guillermo Zúñiga andaba por ahí caminando tan tranquilo, cuando el hombre llevaba meses de muerto, o del chiquilín que acaba de llegar y pide licencia dizque para ir a ayudar a su partido como si fuera tan indispensable, o bien el que ahora se pone la chamarra de democrático y no era más que un sirviente de Duarte.

Pedir la renuncia de un fiscal no por su trabajo, sino por un desliz, habla de que los diputados no tienen qué hacer y siguen siendo la bola de ociosos de los que los ciudadanos estamos hasta la madre, a un funcionario se le despide por su falta de resultados, se le encarcela por corrupción, pero no se le da de baja por su derecho a la libertad de expresión ¿Señores diputados, esa es su visión de la democracia?

Pero vale la pena una propuesta, hay una generosa cantidad de organizaciones civiles con las que podríamos organizar un plebiscito, primero para saber qué opina el pueblo de ustedes, luego para saber si están de acuerdo en que ustedes sigan en el cargo ¿Le entran?

TODOS CONTRA MORELLI

morelli

La verdad es que da pena ver como los candidatos a alcaldes por Boca del Río se aventaron dos horas sentados ahí en el debate con tanta pobreza, era la única oportunidad que tenían para refutar, criticar o evidenciar la administración panista y cerrarle el paso a su candidato Humberto Alonso Morelli, pero la realidad fue diferente, Morelli demostró mayor conocimiento de Boca del Río y sus colonias, mejor preparación, argumentación, presencia ejecutiva, trayectoria empresarial, currículum en la administración pública y títulos académicos. Una pregunta ¿Creen que el pueblo de Boca del Río va a cambiar de rumbo ante lo evidente?

Comentarios a: vivirenelgolfo@gmail.com