Números Rojos

Brenda Caballero  |

5 junio 2017 |

“¡Hay una mujer!”, dijo sorprendido. “¿Qué hace aquí? ¡Sáquela! ¿Cómo trae a una mujer a la Cámara del Consejo?”. Nervioso, trató de persuadirla para que salieran del recinto, sin embargo, Diana, indignada, dijo un par de palabras que escandalizaron a los varones que negociaban el  armisticio a costa de la muerte de inocentes.

Eran tiempos de la primera guerra mundial y no se permitía la voz a la mujeres, mucho menos en decisiones políticas. Las mujeres solamente de acompañantes, pero con  la esperanza de ser escuchadas algún día como lo dice Etta Candy: “Sí usamos nuestros principios, así conseguiremos el voto”.

Si usted ya vio la película Mujer Maravilla, reconocerá este pasaje que verdaderamente es inspirador para las mujeres, a pesar de que en política el avance de las féminas ha sido muy lento y casi obligado con la llamada famosa “Cuota de Género”.

¿Qué pasaría si no existiera la famosa cuota? Sencillamente tendríamos menos mujeres en cargos públicos y estaríamos como hace cien años: sin voz ni voto.

Aunque algo es digno de una investigación ¿Por qué si somos más mujeres en México y en la lista nominal, no tenemos el poder como las Amazonas de Themyscira, tierra de la Mujer Maravilla?

Posiblemente suene idealista y hasta absurda mi comparación, pero a través de los años parece que muchas de nosotras preferimos el poder que ejercen los hombres, ante la posibilidad de tenerlo nosotras mismas.

Aclaro que no estoy en contra de los varones, al contrario, tampoco espero vivir en un matriarcado, simplemente esperaría más sororidad entre las mujeres y lograr un equilibrio para salir del machismo político.

El día de ayer hubo elecciones en cuatro estados: Nayarit, Coahuila, Estado de México y por supuesto Veracruz. En los tres primeros estaba en juego la gubernatura. Y adivine: ¡Ninguna mujer ganadora!  Seguiremos únicamente con Claudia Pavlovich Arellano al frente del estado de Sonora.

En el caso de las elecciones a diputados, las mujeres tienen mayor probabilidad de acceder a una curul debido a la cuota de género, sin embargo no se logra aún el equilibrio… siguen los hombres al frente.

En Veracruz se disputaron las alcaldías, sindicaturas y regidurías de 212 municipios. Actualmente es muy marcada la inequidad de género, ya que de los 212 alcaldes, sólo 26 son mujeres, lo que representa un 12 por ciento del total.

En estas elecciones ¿aumentará el número de mujeres alcaldesas?

Recordemos que de 1457 candidatos registrados, 707 son mujeres, algo así como el 49 por ciento del total. Cifra bastante alentadora para mi género. Cifra de la que realmente estaría orgullosa, si no fuera porque muchas de estas candidatas son esposas, hermanas, familiares de los alcaldes en turno o de los caciques que ejercen el control en el municipio; mujeres que son colocadas únicamente para que los varones sigan conservando y ejerciendo el poder a través de ellas.

Han pasado cien años y no hemos avanzado mucho; tan solo se ha maquillado la equidad de género en la política, con mujeres que han decidido poner la cara ante la ciudadanía por cuota de género y dejar que el machismo continúe gobernando.

¡Y yo que quería salvar el mundo!, parafraseando a la Mujer Maravilla…

caballero_brenda@hotmail.com

@NumerosRojos_BC