‘El rebase de gastos de campaña evidencia el fracaso de la fiscalización de autoridades electorales’

Ciudad de México, 9 de julio de 2017.- Dolores Padierna, coordinadora del PRD en el Senado, advirtió que el caso del rebase de gastos de campaña en Coahuila y la eventual anulación de los comicios para la Gubernatura ponen en evidencia el fracaso de la fiscalización que realizaron las autoridades electorales antes y durante el proceso electoral.

La legisladora consideró que, como consecuencia de esas fallas, el voto de los ciudadanos podría quedar sin efecto y los contendientes señalados no podrán participar de nuevo en la elección.

 

“El problema de la fiscalización de los gastos de campaña, como lo está demostrando el caso de Coahuila, es que se realiza de manera posterior a la elección y genera este escenario de anulación electoral que finalmente afectará el voto de los ciudadanos, ya que ninguno de los dos aspirantes que rebasaron los gastos podrán volver a competir si esto sucede”, dijo.

“La fiscalización antes y durante la campaña electoral simplemente no funcionó”.

Padierna aseguró que el órgano electoral local en esa entidad fue incapaz de actuar para frenar el uso de dinero público en la campaña, sobre todo a favor del candidato del PRI, Miguel Riquelme.

Incluso recordó que, ante las irregularidades, el PAN solicitó al propio INE que atrajera la conducción de los comicios, lo que le fue negado por cuestiones de procedimiento.

“El OPLE de Coahuila perdió credibilidad al no frenar la comprobada intervención del gobierno estatal que entregó apoyos y programas sociales. El OPLE desechó todas las quejas que presentaron los partidos en este sentido”, reprochó.

La senadora puntualizó que la anulación de las elecciones en Coahuila se perfila luego de que el INE detectó que el abanderado del PRI rebasó por casi 8 millones de pesos el tope de gastos de campaña, mientras que el panista Guillermo Anaya lo hizo por más de 5 millones de pesos.

“Esta situación coloca a Coahuila en el supuesto establecido en el artículo 41 constitucional que establece como causal de nulidad de una elección el rebase de topes de gastos de campaña, cuando la diferencia entre el primero y el segundo lugar, sea menor a los cinco puntos porcentuales”, refirió.

“La ventaja del priista Riquelme frente al panista Anaya fue de 2.4 por ciento”.
Dudas mexiquenses
Por otro lado, Padierna puso en duda que el candidato del PRI al Gobierno del Estado de México, Alfredo del Mazo, no haya rebasado los topes de gastos de campaña.

“Resulta poco creíble que el aspirante priista haya erogado un total de 168.29 pesos, mientras que la candidata de Morena, Delfina Gómez, tuvo un gasto total de 138.47 millones pesos”, dijo.

Refirió que, a pesar de haber quedado en cuarto lugar, la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, fue la que más gasto en la contienda mexiquense, con un total de 169.98 millones de pesos, frente a un tope de 285 millones.

Fuente: Reforma / zocalo.com.mx