Casi ocho millones de pesos que debieron invertirse en la compra de mobiliario y equipo para escuelas de educación básica en Veracruz se destinaron a dos de las empresas que la Procuraduría General de la República (PGR) identifica como responsables de lavar recursos púbicos por órdenes del exgobernador Javier Duarte.

La salida de esos recursos fue autorizada por el hoy diputado local de Veracruz, Vicente Benítez González,  quien se desempeñó como oficial mayor de la Secretaría de Educación estatal, por lo que desde el año pasado, el legislador es investigado por la PGR por desvío de recursos, pero hasta ahora no se ha procedido penalmente en su contra.

En la audiencia inicial contra Javier Duarte, por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, la PGR informó al Juez que existe un grupo de aproximadamente 16 empresas fantasma fondeadas con recursos públicos, utilizadas como el primer eslabón de una presunta red delictiva para desviar recursos públicos.

Entre esas empresas, según los datos de la carpeta de investigación revelados en la audiencia, se encuentran las compañías Diseños Tevet S.R.L de C.V y Trajan Construcciones S.R.L de C.V.

“Se trata de empresas conocidas coloquialmente como empresas fachada, es decir, de papel, que solo sirven para emitir facturas que amparen operaciones inexistentes”, explicaron los fiscales de la PGR ante el juez federal.

La procuraduría no expuso mayores detalles, pero documentos obtenidos vía transparencia por Animal Político revelan que Benítez autorizó pagos por casi 9 millones de pesos a las empresas Diseños Tevet y Trajan Construcciones, en diciembre de 2014, cuando se desempeñaba como Oficial Mayor de la Secretaría de Educación.

Para justificar la salida de ese dinero se concedieron dos contratos que tenían como finalidad equipar planteles escolares. En ninguno de esos contratos se realizó una licitación pública.

El primer contrato, firmado el 5 de diciembre de 2014, fue concedido a la empresa Trajan Construcciones por un monto de 2 millones 499 mil pesos.  El concepto de dicho contrato, numero ADQ-LS-038-2014, fue la adquisición de mobiliario escolar para distintos planteles.

Cinco días más tarde, el 11 de diciembre de 2014, Benítez concedió un contrato a Diseños Tevet, este por un monto de 4 millones 999 mil 600 pesos. El referido contrato, número CS-LS-042-2014, fue por “Servicios de Impresión de Diversos Materiales”.

Cuando este medio solicitó al gobierno de Veracruz  copia de los beneficiarios de los productos adquiridos, la respuesta es que fueron “distintos centros educativos” sin proporcionar detalle alguno.

En un recorrido hecho por una veintena de escuelas en Veracruz, tanto primarias como secundarias, los directores señalaron que nunca recibieron equipos, pues hasta el último año del administración e Duarte operaban con múltiples carencias.

Fuente: Animal Político