• Funcionarios del Ministerio de Agricultura de Cuba y de la FAO recorrerán viveros y fincas para medir impacto social y productivo.

Córdoba, Ver., 26 de julio de 2017.- Por los resultados obtenidos en el impulso de la siembra de frijol, maíz  y café para fortalecer la economía de los productores en el campo cordobés, este miércoles, representantes del Ministerio de Agricultura de Cuba y de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) para Mesoamérica, recorrerán viveros comunitarios y fincas de la zona serrana de Córdoba, para constatar resultados y validar el impacto social alcanzando en las comunidades.

José Ramón Sales Bueno, director municipal de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Córdoba, enfatizó que estas acciones enmarcadas en el Programa de Desarrollo Rural Integral Sustentable (PDRIS), impulsado por el presidente Tomás Ríos Bernal, con la guía de instituciones académicas como el Inifap, han traído amplios beneficios para las familias cafetaleras, en materia agroalimentaria los indicadores alcanzados son favorables, de acuerdo al seguimiento que le da el Campus Cotaxtla.

Por ello, este miércoles el presidente Tomás Ríos Bernal recibirá a Violeta Puldón Padrón, directora de Investigaciones de Grano de Cuba, a Maricela Díaz, directora de Ciencia y Tecnología y Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura de Cuba, así como a Jorge Samaniego, de Protección y Producción Vegetal de la oficina subregional de la FAO para Mesoamérica, que constatarán el trabajo realizado en Córdoba durante la presente Administración Municipal.

Sales Bueno indicó que una de las prioridades del Gobierno Municipal ha sido rescatar el valor del campo cordobés, por ello, se realiza un proyecto integral desde la parte productiva, rescatando la siembra de maíz y el frijol, entrelazados para recuperar la suficiencia alimentaria en las familias productoras, sembraron en forma intercalada con el café.

“Se vinculó a la producción de café con la siembra de maíz y frijol intercaladas o de manera aislada y de forma bien identificada dentro de la misma parcela, con el objetivo de dar sustento a cada una de estas familias y que puedan obtener estos insumos que producidos de forma individual son mucho más económicos que adquiridos en el comercio”, expresó Sales Bueno.

La productividad alcanzada bajo un manejo adecuado, dijo, superan por mucho los promedios a nivel regional, porque se habla de semillas mejoradas y de especies que de alguna manera aportan mayor calidad nutrimental; en el caso del maíz se habla 3 a 1 contra el promedio de la región; el frijol también tiene bondades de tolerancia a enfermedades, por lo cual también eleva su rendimiento.