Personal médico permanecerá en alerta para ofrecer los servicios requeridos y en donde se presente la emergencia: Morales García.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., La delegación estatal del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se encuentra preparado para brindar el servicio a toda la población en general del estado de Veracruz ante las contingencias que pueda provocar el paso de la tormenta tropical Franklin, por el territorio veracruzano, informó su titular Elizabeth Morales García.

Expresó que los servicios se harán extensivos a la población no afiliada al Instituto, ante los riesgos que representa el impacto del fenómeno meteorológico, por lo que se instruyó al personal de permanecer en alerta y en condiciones de ofrecer la ayuda hospitalaria a quien lo requiera y en donde se presente la emergencia.

El ISSSTE dispone de ochenta y cinco Unidades Médicas en Veracruz, cinco Clínicas-Hospital y un Hospital Regional, de segundo y tercer nivel de atención distribuidos a lo largo y ancho de la Entidad, habilitados con médicos, enfermeras, paramédicos e integrantes del sistema de protección civil para atender, desde ahora, a toda persona que presente una emergencia, agregó.

Expresó que todos los directores de cada una de las Unidades médicas ya están informados, e indicó que ya se realizaron las medidas preventivas en las clínicas y hospitales que se encuentran abiertas, como el desazolve del sistema de drenaje para evitar inundaciones.

Informó que desde el día lunes 7 de agosto se instruyó a todas las Unidades Médicas y Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil del Instituto en Veracruz, para que se llevaran a cabo los alertamientos a todas las unidades internas de protección civil del ISSSTE, por la declaración de la SPC del Estado de alerta.

Además, dijo, se les indicó tomar las siguientes medidas precautorias: preverse de suministros, insumos médicos y alimentos en centros hospitalarios; revisión de protecciones de ventanas; de sistemas de bombeo; de tornillería, remaches de techados y otros materiales que se pudieran desprender, entre otras.