Por Jesús N. Junquera  |

31 de agosto, 2017  |

 Me he decepcionado de AMLO., y no es para menos… creo que el hecho de que sea un hombre impositivo y que actúe de forma dictatorial cuando no permite que algún miembro de su partido, crezca y le robe los reflectores… nadie en Morena debe ni puede brillar con luz propia, solo él.

 Pero el asunto es de fondo.

 Cuando Cuauhtémoc Cárdenas “ganó” la elección de 1988, Salinas de Gortari, alimentó un odio desmedido en contra del hijo del general Lázaro Cárdenas… Sabía entonces Salinas que Cárdenas sería “una piedra en su zapato” y que durante su mandato, tendría que lidiar con el descontento de la gente que no creía que él fuera el presidente legítimo de México, así que tuvo que valerse de dos de sus mejores asesores: Joseph Marie Córdoba Montoya y Fernando del Villar Moreno. Aunque Córdoba, más que asesor del presidente, era el vice-presidente de México. (Su origen francés, ascendencia española y nacionalizado mexicano, no le impidió ser miembro del PRI, antes de ser mexicano) Pues bien, estos personajes tuvieron la encomienda de buscar a alguien que le pudiera quitar reflectores a Cuauhtémoc, alguien que surgiera como un nuevo mesías y que representara una alternativa de cambio bajo la orden del sistema político gobernante. Se desecharon muchos nombres, algunos no eran confiables y otros no se venderían con el gobierno.

 Las reuniones entre Del Villar, Córdoba Montoya y López Obrador rindieron frutos: AMLO. Era el elegido. En la oposición él obtendría mayores y mejores resultados políticos que permaneciendo en el partido al que él le compuso hasta un himno.

 Su ascenso político bajo la batuta de Cuauhtémoc fue meteórico. Quizás hasta inmerecido como lo consideraron muchos políticos que habían tenido mayores méritos que él. Algunos líderes y militantes que toda su vida habían estado en la lucha permanente de sus ideales de izquierda, se vieron desplazados por un ex-priísta de hueso colorado que salió resentido de su partido por no poder conseguir la candidatura de su pueblo. Sin embargo, el dinamismo, su imagen fresca y no desgastada, su peculiar forma de manejarse ante los medios, lo situaron entre las grandes personalidades de un incipiente grupo político.

 Al pasar el tiempo, la idea de Salinas de contrarrestar el peligro que representaba Cárdenas se volvió anacrónico para Salinas -ya que su sexenio concluía- más no su permanencia en el poder económico que había logrado al malbaratar las empresas paraestatales a sus socios y amigos. Esto es lo que permite que “su creación” creciera aún más. Los medios de comunicación al servicio del PRI-Gobierno, se encargarían de hacer mofa de su personalidad y de sus desplantes, resultando esto, un capital que “el peje” pudo aprovechar bien para obtener beneficios políticos.

 Las cosas se le dieron bien a Salinas, por fin tendría un líder opositor bajo sus órdenes, alguien que pudiera controlar para evitar el país se saliera de control y que él y sus socios vieran amenazadas sus mal habidas fortunas.

 Fox llegó a la presidencia precisamente cuando la oligarquía política y económica se enfrentaba a una grave crisis de credibilidad democrática y quien mejor que un empresario que pudiera darle continuidad a la política económica, sacrificando los “ideales” de un partido desgastado y cada vez menos aceptado como lo era el PRI.

 Zedillo, (hombre de Joseph Marie Córdoba quien se dice estuvo atrás del asesinato de Colosio junto a Del Villar Moreno) no era miembro del PRI. Estuvo de acuerdo en “sacrificar” a Francisco Labastida Ochoa, al no darle el apoyo necesario para realizar fraude a favor del candidato del PRI.

 Este nuevo panorama dentro de la política nacional nos hace ver que no era un partido el que gobernaba al país sí no los dueños del dinero: Los empresarios… y que utilizaron las siglas del PRI durante muchas décadas y al que apoyaron para mantenerlo en el poder mientras éste cuidara de sus intereses económicos.

 “La democracia en México” era una realidad ante el mundo entero, cuando en realidad, solo era una argucia para mantener con vida el proyecto económico de los empresarios.

 Tocó el enfrentamiento electoral entre AMLO-Calderón y tal vez fue cuando pudo peligrar la estabilidad del país ya que quien había triunfado era precisamente AMLO.

 Los grupos del poder no le permitirían llegar, su discurso pleno de odio y resentimiento en contra de los empresarios lo hicieron ver como alguien en quien no se podía confiar.

 Total que Calderón inicia de inmediato la guerra en contra del narcotráfico y saca al ejercito a las calles para intimidar a los seguidores de AMLO y con ello, darle legalidad a su gris sexenio.

 Pero la oligarquía se da cuenta que el PAN ya no era viable para seguir en el poder e inventan a Enrique Peña Nieto. Quien era la “sangre renovadora” del PRI y un gran representante del grupo Atlacomulco, (Isidro Fabela) que hasta en cuestiones de videntes se basa su designación:

 *(“En 1940, doña Francisca Castro Montiel, vidente del pueblo, reunió a los notables del municipio para profetizarles con voz de arcano mayor: «Seis gobernadores saldrán de este pueblo. Y de este grupo compacto, uno llegará a la Presidencia de la República».

Isidro Fabela

 Alfredo del Mazo Vélez

 Alfredo del Mazo González

 Salvador Sánchez Colín

 Arturo Montiel Rojas y

 Enrique Peña Nieto”. *Extraído de wikipedia)

 Sobrino de Arturo Montiel y de Alfredo del Mazo. Hijo político de Emilio Chuayfette y quien podía garantizar el triunfo y continuidad de su proyecto económico, EPN. Resulta ganador de la elección y no recuerdo mucho cuestionamiento de AMLO. En contra de ésta elección. Aquí no existió el “voto por voto, casilla por casilla” ni nada por el estilo. Se puede decir que moderó su discurso.

 ¿Será este el momento de AMLO para ganar la presidencia de la república? ¿lo dejará la oligarquía? ¿Le restará haber dejado fuera de la candidatura a la CDMX a Ricardo Monreal? ¿Cuál será la reacción de Donald Trump si le informan que hubo un mega fraude en México? ¿Confiará Salinas en su “creación”?

 Por lo pronto, el hecho de ver la forma dictatorial en que maneja a su partido Morena, lo hace ver como un hombre egoísta, enfermo de poder, maquiavélico, quizás hasta lograr ceñirse la corona de emperador de México.

 Jesús N. Junquera.

 Sería la de ponerle asterisco * a la cita de wikipedia de Francisca Castro Montiel  y que comienza (En 1940…) La cual cambié por: * (en 1940…) solo para delimitar el párrafo extraído de wikipedia… Gracias.