Por Alberto Macías  |

24 Octubre 2017  |

Además del 2014 al 2016 tenían una buena relación con Moreno Valle, pero a finales de año evidenciaron sus diferencias. El nombramiento se dio a conocer en una reunión en el CEN de Morena en la Ciudad de México, en la que estuvieron Enrique Cárdenas Sánchez, Abelardo Cuéllar Delgado, Alonso Aco Cortés y Rodrigo Abdala Dartigues.

Luis Miguel Barbosa Huerta es el elegido de Andrés Manuel López Obrador para competir por la gubernatura en la elección del 2018, luego de que este lunes fuera designado coordinador de organización electoral estatal de Morena, posición que es la antesala para hacer campaña rumbo a la sucesión de Antonio Gali Fayad.

El ex perredista es conocido por cambiar de opinión según los momentos coyunturales, pues en 2015, calificó de ‘soberbio’ al líder nacional del partido que ahora lo quiere llevar a casa Puebla. Además, tiene un historial de amor y odio con el ex  gobernador Rafael Moreno Valle quien lo acusó recientemente de actos de corrupción por supuestamente exigir ‘moches’ a los presidentes municipales, a cambio de gestionarles obra pública en su papel de Senador.

El nombramiento se dio a conocer en una reunión con carácter urgente que convocó Yeidckol Polevnsky Gurwitz, secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena en la Ciudad de México, en la que también participaron el académico Enrique Cárdenas Sánchez y los tres nativos que en su momento fueron palomeados por los consejeros locales como sus ‘gallos’: Abelardo Cuéllar Delgado, Alonso Aco Cortés y Rodrigo Abdala Dartigues.

Aparte de ellos, también se quedaron con las ganas otros que intentaron buscar la candidatura, pero quedaron en el camino, como Alejandro Armenta Mier, quien no fue tomado en cuenta en la supuesta encuesta que se realizó y José Juan Espinosa Torres, quien de plano no tuvo cabida desde un inicio.

Dejan fuera de la medición a Armenta

Barbosa Huerta fue el perfil que reportó el mayor conocimiento frente a sus compañeros antes mencionados, según la información que les fue proporcionada en la reunión.

En entrevista con CAMBIO y en #JuegoDeTroles, el líder estatal del partido, Gabriel Biestro Medinilla confirmó la designación de Barbosa y precisó que el priista Armenta Mier no fue tomado en cuenta por el CEN.

Será este miércoles cuando la secretaria general Yeidckol Polevnsky oficialice el nombramiento en Puebla y dé a conocer los resultados de la encuesta.

“El diputado Armenta no estuvo considerado en la encuesta, pero el llamado es a la unidad y a que trabajemos rumbo a las elecciones del 2018. Tenemos retos importantes que enfrentar y que trabajar para sacar a la mafia del poder”,  dijo Biestro.

Según el dirigente local, Armenta Mier no fue tomado en cuenta porque sólo obtuvo seis votos de los consejeros estatales en el Consejo Estatal de agosto pasado.

Barbosa estuvo ligado al morenovallismo

En 2010 Luis Miguel Barbosa Huerta, entonces miembro del PRD  apoyó a Rafael Moreno Valle en sus aspiraciones electorales rumbo al gobierno de Puebla. Fue uno de los principales defensores e impulsores de la alianza PRD-PAN en esa jornada electoral y  tras la victoria, se convirtió en uno de los principales operadores políticos del morenovallismo desde el Senado de la República.

Incluso en 2016, durante los últimos eventos en los que estos dos políticos poblanos coincidieron se elogiaron mutuamente, pero después de que Barbosa se pasó a Morena, acusó a Moreno Valle de espionaje y a la vez éste le exigió una explicación por los ‘moches’.

Una historia de traiciones

Barbosa Huerta –quien es originario de San Sebastián Zinacatepec, Puebla- inició con su historia de traición, pues abandonó las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para sumarse al PRD, bajo el cobijo de Jorge Méndez Spínola.

Fue líder del Frente de Izquierda Progresista (FIP) en el PRD y desde esa trinchera apoyó la alianza con el PAN en Puebla en 2010, que llevó a Rafael Moreno Valle al Gobierno del Estado.

En febrero de este año, Luis Miguel Barbosa declaró su apoyo a Miguel Ángel Mancera, rumbo a la Presidencia de la República, pero después se retractó y lo cambió por Andrés Manuel López Obrador, quien ahora le paga con la candidatura.

Hace dos meses aseguró que se bajaba de las encuestas de Morena para ocupar la candidatura, desviando la atención de los medios de comunicación, pero después cambió de opinión al asegurar que el CEN lo requirió.

 

Fuente: diariocambio.com.mx