Números Rojos  |

Brenda Caballero   |

3 de noviembre, 2017  |

¿Recuerda la frase Sufragio Efectivo. No Reelección? En 1910 fue el lema de campaña de Francisco I. Madero a la Presidencia de México por el Partido Nacional Antirreeleccionista, el cual tenía un financiamiento de capitales privados muy similar al que se usaba en Estados Unidos.

En ese tiempo, Madero hacía un llamado a la democracia y a vencer a Porfirio Díaz Mori quien gobernó durante 30 años el país.

Hoy, 107 años después, esa frase que fue esencia del gobierno mexicano y de la cual hasta se presumía, se vendrá abajo, pues en la elección de 2018, por primera vez se aplicará la reelección de presidencias municipales, cabildos, diputaciones locales y federales, incluyendo senadores, terminando así con un periodo de 80 años donde estaba prohibida la reelección inmediata en México de la misma forma que en Costa Rica, cosa que cambia por la reforma político-electoral de 2014.

De acuerdo a nuestras leyes, los próximos diputados federales y locales podrán reelegirse hasta por cuatro periodos consecutivos; los senadores, por dos periodos consecutivos, mientras que los alcaldes y cabildos por uno nada más.

Ante este panorama, Parametría hizo una encuesta en 800 viviendas, del 30 de septiembre al 5 de octubre de 2017, para ver si los mexicanos tenían conocimiento de la reelección de algunas autoridades en el próximo proceso electoral, así como ventajas y desventajas del nuevo diseño electoral en México.

Sin embargo, es increíble el desconocimiento que arrojó la muestra, pues solamente 3 de cada 10 personas encuestadas están enterado de ello.

Hablando de desventajas, 31 de cada 100 considera que no se debe dar continuidad a algo que no funcionó; mientras que a 27 de cada 100 les preocupa que se haga una dictadura. Otros consideraron que se aumentará la corrupción, harán promesas que no cumplirán, empeorarán las cosas, no habrá democracia y hasta se puede considerar como una ambición al poder.

Dentro de las ventajas, 30 de cada 100 consideró buena la reelección pues ya se conoce el trabajo que realizan; 21 de cada 100 considera que se dará continuidad a sus proyectos, mientras que 14 lo ven bueno pues adquieren experiencia en el cargo.

A pesar de que la reforma ya está en puerta, al preguntarle a los encuestados si votarían por su alcalde en funciones para que se reeligiera, el 78 por ciento no lo haría.

Esto significa una cosa: los ciudadanos no están de acuerdo con la reelección que aprobaron diputados y senadores, por lo que, en algún par de años después de que se vean los resultados de la reelección, no dudo que la historia se repita y tengamos otro Francisco I. Madero iniciando otra revolución con su lema de campaña “Sufragio Efectivo. No Reelección”.

caballero_brenda@hotmail.com

@NumerosRojos_BC