Entorno Coahuila | noviembre 10, 2017 |

Documento carece de la metodología de un informe de Derechos Humanos, de una presentación judicial o de un reportaje: Ariel Dulitzky
[El “estudio” titulado ´Control… Sobre Todo el Estado de Coahuila´, en el que se acusa a autoridades estatales de haber colaborado con el grupo criminal de Los Zetas, tan solo se redujo en su elaboración a “analizar los testimonios de testigos en juicios llevados a cabo en Estados Unidos”, y carece de la metodología de un informe de Derechos Humanos, de una presentación judicial o de un reportaje, admitió su autor, Ariel Dulitzky, director de la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas. Más aún, aceptó que el objetivo del informe, -esclarecer casos de desaparición de personas-, ni siquiera se cumplió.

Aunque en entrevista radiofónica con el periodista Ciro Gómez Leyva el catedrático también señaló que con el documento no había la intención de difamar o calumniar, fuentes cercanas al gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, señalaron que éste prepara una demanda por 50 millones de dólares en contra de los autores del estudio. Las mismas fuentes no descartaron la relación que habría entre la difusión de este documento y el hecho de que autoridades judiciales de Coahuila hicieron comparecer al Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, para declarar sobre información que se negó a dar a conocer por más de dos años, sobre casos de pederastia cometidos por sacerdotes bajo su mando en contra de menores de edad en Saltillo.

En la entrevista, que puede ser consultada en el siguiente sitio http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=721666&idFC=2017 Dulitzky admite abiertamente la débil consistencia del estudio, pues señala que “el informe se limitaba a analizar los testimonios en los juicios, eso es lo único que se analiza y la única información que se incluye y se considera, es lo que surgía de los juicios, de los testimonios, por eso no hemos hecho otro tipo de investigación, no era el objetivo de nuestro informe”.

Más adelante y ante la pregunta del periodista sobre las repercusiones legales a las que se enfrentará por la difusión del informe así como al hecho de que no haya tomado en cuenta el punto de vista de las autoridades y ex autoridades a las que se hace alusión en el mismo, el académico aceptó: “No es un reportaje, no es un informe de derechos humanos, es solo un informe de lo que dijeron los testigos en los tres juicios”.

Peor aún, quien dirigiera el estudio admitió también que el objetivo ni siquiera se cumplió: “nuestro interés mayor y así inicio la investigación, era analizar si en los juicios que se llevaban a cabo en Texas en las ciudades de Del Río, San Antonio y Austin, había información que permitiera esclarecer el paradero de personas desparecidas en Coahuila, ese fue el objetivo inicial que tuvimos, lamentablemente sobre ese aspecto no obtuvimos la información que nosotros hubiéramos querido porque los testigos no proveyeron esta información, creemos que estos testigos podrían tener más información, creemos que el gobierno de Estados Unidos podría tener más información…”.

Finalmente, Dulitzky dejó ver no solo que no habrá un seguimiento al informe, sino además se deslindó de los efectos del mismo: “lo que hagan otras organizaciones con nuestro informe, lo que hagan las autoridades mexicanas con nuestro informe no es nuestra responsabilidad seguirlo y nosotros no vamos a estar involucrados”.]
Fuente: entornocoahuila.com.mx