Con el surtimiento de maíz a 10 almacenes rurales también lleva abasto a regiones indígenas de la sierra hidalguense.

Por Celso R. González

Pachuca de Soto, Hidalgo., El almacén granelero de Santiago de Anaya, establecido por Diconsa en Hidalgo, tiene capacidad de descarga de 80 toneladas de maíz por hora, grano destinado a las familias vulnerables del estado, así como de Querétaro, Puebla y Veracruz, informó el gerente de la paraestatal en la entidad, Alfredo Tovar Gómez.

El funcionario supervisó el almacén y recorrió el laboratorio de control de calidad “aquí verificamos que el maíz cumpla con las características necesarias de humedad y peso para consumo humano”, explicó.

Totalmente mecanizado, el granelero de Santiago de Anaya, con capacidad para almacenar 15 mil toneladas de maíz, abastece a poblaciones vulnerables indígenas asentadas en la Sierra Alta como Texcapa y la Reforma, en los municipios de Tepehuacan de Guerrero e Ixtapala de Tlanchinol, respectivamente, lo mismo que a la región huasteca de Ixtaclan y Acuapa.

Cabe destacar que 96 por ciento de la población que habita en la huasteca hidalguense es indígena y recibe abastecimiento de granos básicos para su alimentación como son los casos de maíz y frijol, lo mismo que otros productos de la canasta básica, artículos de limpieza y de aseo personal a través de 10 almacenes rurales.

El jefe de unidad de Operaciones de la Sucursal Diconsa Hidalgo, Brígido Sánchez, afirmó, por su parte, que el objetivo es llevar alimento de manera oportuna y suficiente para que éste garantice la alimentación de las familias más necesitadas de la región.

Cabe destacar que Diconsa está presente en 81 de los 84 municipios que conforman el estado de Hidalgo, donde opera 960 tiendas comunitarias, por lo que se desplazan mensualmente más de 13 mil 500 toneladas de alimentos de alto valor nutricional. Asimismo, llega a poblaciones vulnerables de San Luis Potosí.