Salvador García Soto  |

Serpientes y escaleras  |

05/12/2017  |

 La negociación del Frente Ciudadano por México, para definir su método y su candidato está en los momentos finales. El espaldarazo del PRD, que con todas sus tribus y corrientes cerró ayer filas en torno a la figura del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, es parte de los “últimos muñequeos, jaloneos finales en la negociación de posiciones”, pero el Frente va y en los próximos días, a más tardar el 14 de diciembre, será registrado con todo ante el INE, afirman negociadores de los tres partidos que están en proceso de las definiciones.

 Todo apunta a que el apoyo político del PRD a Mancera fue una forma de ese partido de demostrar, hacia adentro del Frente, que “está unido” y que tiene fuerza para la negociación final de las posiciones; pero al final parece que todas las pláticas y los consensos finales que se buscan —parte de los cuales se avanzaron en el cónclave de dirigentes del jueves pasado, en la casa del director de la FIL de Guadalajara, Raúl Padilla— apuntan a que el candidato único del Frente será el líder del PAN, Ricardo Anaya, quien para lograr el consenso de los otros dos partidos tuvo que ceder posiciones en la representación del Congreso y los estados.

 La clave estaría en el reparto de las candidaturas. El reparto final quedaría tal y como se había planteado originalmente, desde el inicio de las negociaciones del Frente: el PAN a la candidatura presidencial, con Anaya, el PRD a la jefatura de Gobierno de la CDMX con Alejandra Barrales, o quien determine Miguel Ángel Mancera, que tiene el control total en la ciudad, y Movimiento Ciudadano con su candidato en Jalisco, Enrique Alfaro, pero negociando con el PAN una senaduría de mayoría.

 En el resto de la República la proporción quedaría, en distritos de mayoría para la Cámara de Diputados, cerca de 150 para el PAN, 110 para el PRD y unos 40 para MC. Las senadurías quedan, en su mayor parte encabezadas por una fórmula mixta PAN-PRD en al menos 16 estados de la República; del resto, todos los estados del norte, además Guanajuato, Yucatán, Puebla, Tamaulipas y Querétaro quedan para el PAN, mientras el PRD se queda con las senadurías de Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Morelos, Guerrero, el Estado de México y la Ciudad de México. MC se queda con todo Jalisco, Nayarit y Colima, salvo una de las dos senadurías que podría ceder al panismo.

 En el PRD afirman que el consenso final “ya casi está listo”, pero su partido intenta con Mancera avanzar “con unidad y definición” y conocer ya los precandidatos de los otros partidos para avanzar a la candidatura única en los próximos días. En el PAN, mientras tanto, señalan que “todo se va arreglar y que el Frente saldrá fuerte y con un candidato respaldado por todos”. Y sobre el candidato del PRI, aseguran que, aunque ven una estrategia política y mediática “para inflarlo a como dé lugar”, en sus sondeos internos José Antonio Meade “no ha crecido”, aunque sí urge mandar ya la señal del nombre del candidato del Frente Ciudadano por México.

 Así que el tercer gran contendiente en la boleta electoral de 2018 estará definido en días. Y aunque muchos pronosticaban la muerte anticipada del Frente —por la que prendían veladoras en Los Pinos y hasta volteaban de cabeza a San Antonio (Meade)— todo indica que habrá candidato frentista y que será Ricardo Anaya, al mismo que quisieron evitar y tirar con todo desde el gobierno de Peña Nieto y el PRI. Por algo sería.

 NOTAS INDISCRETAS…Si logra el consenso para ser candidato del Frente, el problema que le queda a Ricardo Anaya, nada menor, es al interior del PAN. El sábado, en su cuenta de Twiiter, el presidente del Senado, Ernesto Cordero, jefe de los “rebeldes del PAN”, posteó una foto provocadora de una reunión, al parecer en su casa, en la que se veían juntos, en ambiente de camaradería, a los senadores Cordero, Gil Zuarth, Javier Lozano, Salvador Vega y Mariana Gómez con los gobernadores panistas, Francisco Domínguez, José Rosas Aispuro, Carlos Mendoza Davis y Francisco García Cabeza de Vaca. La foto no tenía comentario alguno pero ni falta que hacía. Parecía decir: “todo este PAN puede ir con Meade” ¿Será que por eso Cordero la eliminó de su Twitter después de unas horas?..Lo que no pudo hacer nunca el presidente Peña Nieto, lo logró ayer la fallecida Rosario Green. En el mismo salón Manlio Fabio Beltrones y Luis Videgaray, enfrentados políticamente, hicieron a un lado sus diferencias para homenajear a la primera canciller mexicana de la historia que muriera la semana pasada. “Hoy nos une en esta sala el recuerdo de Rosario, que hizo de su vida una gran historia de realizaciones, esfuerzo y preparación para servir al país”, dijo Beltrones en el homenaje en la sede de Relaciones Exteriores. “Recuerdo cómo nos recomendaba mesura y cordura para encontrar coincidencias”, apuntaría luego el sonorense que, en esa lección de su amiga, estrechaba la mano de Videgaray ¿Será que esa pus también cicatrizó por obra de San Antonio Meade?… Los dados mandan Escalera Doble. Subimos.

Fuente: eluniversal.com.mx/columna/salvador-garcia-soto/nacion/los-ultimos-estirones-del-frente