• Alanís no jugará en el Clausura 2018

El jugador le costó a Chivas 5.2 millones de dólares hace cinco torneos y no será tomado en cuenta por Matías Almeyda, porque al finalizar la temporada, Oswaldo saldrá del equipo y el club no recibirá dinero.

03 de enero de 2018.- Matías Almeyda y Chivas decidieron dejar sin participación para el torneo Clausura 2018 a Oswaldo Alanís, que representa el quinto activo más valioso de su plantel, la octava inversión más alta del club y el defensa más costoso en la historia del equipo.

El futbolista y el club no llegaron a un acuerdo sobre la renovación de contrato que termina en mayo del 2018, por lo que Guadalajara lo tendrá inactivo.

El defensa no asistió a la primera parte de la pretemporada al ser separado del primer equipo y enviado a entrenar con la Segunda División, porque no aceptó una renovación de contrato por seis meses sin aumento de salario. El técnico argentino Matías Almeyda informó que el futbolista entrenará con el primer equipo, pero que no entra en los planes para tener actividad durante el próximo torneo.

“En cualquier parte del mundo un jugador que va a quedar libre, no participa más y acá va a pasar lo mismo. Por eso dije que lo voy a entrenar para que él no pierda su estado físico, pero no va a jugar”, expresó Almeyda en conferencia de prensa, para confirmar que Alanís no tendrá participación con el equipo el próximo torneo, previo al Mundial de Rusia 2018.

Fue al inicio de la temporada 2015-2016 que Guadalajara pagó 5.2 millones de dólares por la transferencia de Alanís y significó la inversión más alta que el club ha hecho por un defensa, superando la cifra que pagaron cuando Carlos Salcido regresó a Chivas, procedente de Tigres (3 millones de dólares), la Carlos Salcedo (3 millones) y Jair Pereira (2.6 millones).

En aquel entonces, con 26 años de edad, Oswaldo tenía una cotización de 1.8 millones de dólares, y en cinco torneos disputó 57 partidos y ausentándose 21 encuentros por lesiones.

“Chivas lo quería hasta diciembre. Yo necesito jugadores que quieran estar, pero la decisión de Alanís es tomar otro rumbo y por eso no ha aceptado los seis meses que le dieron para firmar”, añadió Almeyda.

De acuerdo con los estatutos internacionales sobre transferencias, un futbolista podrá firmar un pre-contrato con otro club cuando le resten seis meses a su último contrato. Oswaldo, que desde el 2014 ha participado en 20 partidos con la Selección Mexicana y es considerado por Juan Carlos Osorio en el proceso del plantel final que asistirá a Rusia 2018, pone en peligro su estancia por la inactividad que le espera para el Clausura 2018; mientras que Chivas decide prescindir de una de sus mayores inversiones al saber que al finalizar el contrato de Alanís no recibirá ningún pagó por su salida.

En Chivas, Alanís aumentó en 50% su cotización como jugador, pasó de 1.8 a 2.7 millones de dólares. Se convirtió en seleccionado nacional y se ubica como el futbolista mexicano número 33 por su valor de toda la Liga MX.

“El club hizo una inversión grande en el jugador y se le está yendo. Es entrenar un jugador para que se vaya. Se le propuso ampliar el contrato y después viene la decisión personal. Hay jugadores que sabiendo la economía del club, han aceptado bajar sus sueldos. Eso es mostrar ganas de querer quedarse”, agregó el técnico de Chivas.

•••

La inactividad que afrontará Oswaldo Alanís el próximo torneo con Chivas, es un elemento que también ocurre en clubes europeos. Recientemente, Carlos Vela, el segundo futbolista extranjero con más partido con la Real Sociedad, registró 372 minutos en la primera mitad de la temporada en España.

Luego del anuncio que en el 2018 jugaría para Los Ángeles de la MLS, el entrenador del equipo español, Eusebio Sacristán, apenas le dio oportunidad de participar en 13 juegos, sólo dos ellos como titular.

Sin ser una medida de presión, el entrenador español apostó por delinear al equipo sin el aporte de Vela, que el mes pasado jugó su último partido.

Un caso similar fue el del defensa holandés Virgil Van Dijk, que por decisión del entrenador de Southampton no jugó los últimos cuatro juegos con el equipo, debido al interés de Liverpool de fichar al futbolista. Apenas hace unos días, Liverpool pagó 78.8 millones de dólares por el traspaso de Van Dijk, que tuvo que enfrentar la inactividad de su anterior equipo.

Fuente: eleconomista.com.mx