EL ESTADOUNIDENSE SE CONVIRTIÓ EN EL FLAMANTE FICHAJE DEL LEÓN, QUE APOSTÓ POR ESTE JUGADOR POR SU GRAN TRAYECTORIA A PESAR DE LAS POLÉMICAS QUE GENERÓ HACIA MÉXICO.

13 DE ENERO, 2018  |

La estrella estadounidense es una figura histórica del balompié de su país por su trayectoria y palmarés
Existen pocas figuras en la historia del futbol tan amadas por una nación y odiadas por otra. Landon Donovan, por todo lo que hizo por la Selección de Estados Unidos en la cancha, es una de ellas.

Con 35 años de edad en sus espaldas y con 14 meses en el retiro de la actividad profesional, el estadounidense se convirtió en el flamante fichaje del León, que apostó por este jugador por su gran trayectoria a pesar de las polémicas que generó hacia México.

Landon Timothy Donovan, nacido el 4 de marzo de 1982 en California, inició su carrera como futbolista con el equipo de reservas del Bayer Leverkusen en 1999; sin embargo, diversos factores impidieron que se adaptara al balompié europeo en ese momento y, en 2001, fue cedido al San Jose Earthquakes de la MLS.

El impacto de Donovan en su país natal fue inmediato, y condujo a su escuadra a conquistar la MLS Cup en 2001 y 2003. El gran toque de balón y visión de campo, lo llevaron a disputar y ganar su primer torneo oficial con el combinado de las Barras y las Estrellas, en la Copa Oro 2002, para meses después ser convocado para jugar en el Mundial de Corea-Japón.

Fue en dicha Copa del Mundo cuando Landon inició a dejar una gran huella con su selección, ya que fue vital para que consiguieran su mejor resultado en esta competencia, al llegar hasta los Cuartos de Final a costa de una sorpresiva victoria en Octavos, sobre el Tri que dirigía entonces Javier Aguirre.

El nombre de Landon Donovan se quedó en la memoria de todos los mexicanos, mientras el estadounidense seguía brillando en la MLS. En enero de 2005, volvió al Leverkusen, pero en definitiva el futbol alemán no se le dio y, tras sólo jugar siete partidos, regresó a su país con Los Angeles Galaxy, club con el que llenó sus vitrinas de trofeos.

En 2006, Estados Unidos no pudo repetir lo hecho cuatro años antes en el Mundial y fueron eliminados en primera ronda del torneo en Alemania, pero Landon fue el jugador que siempre hacía diferencia y se veía que estaba destinado a convertirse en el futbolista icónico de su nación.

Los Galácticos de Norteamérica tuvieron tres años (2005-2008) de ensueño gracias a Donovan, quien estaba convertido en el mejor futbolista de su país. Su calidad llamó la atención de Jürgen Klinsmann y éste lo llevo cedido al Bayern Munich en 2008, pero al término de la temporada de la Bundesliga, el cuadro bávaro decidió no extender el préstamo y lo regresaron a Los Ángeles.

Fueron casi dos años más en los que el artillero siguió cosechando goles y distinciones con el Galaxy, y en 2010 firmó con el Everton. Contrario a lo que ocurrió en la Bundesliga, Donovan tuvo grandes actuaciones y aprovechó al máximo su estancia de seis meses en la Premier League; quiso continuar, pero esta vez fueron los de la MLS quienes no aceptaron extender el acuerdo y lo regresaron a Estados Unidos.

Para Sudáfrica 2010, el jugador sumó otra importante participación en Mundiales, además destacó en su Liga local para convertirse en el máximo goleador del LA Galaxy. Hasta 2012, Landon vivió una buena relación con su equipo, para después intentarlo una vez más con el Everton; no obstante, sólo estuvo prestado durante enero y febrero, por lo que no pudo lograr mucho en el balompié inglés.

Una vez más, volvió al Galaxy para compartir vestidor con grandes estrellas como David Beckham y Thierry Henry. Fue entonces cuando el futbol estadounidense empezó a crecer en mercadotecnia y Donovan era el principal reflector local, aunque decidió alejarse del futbol de forma indefinida al término de la temporada 2012.

A su regreso, en 2013, la figura de Landon Donovan ya estaba convertida en una leyenda y se seguía esperando mucho de él. Con 57 goles, es el máximo romperredes de la selección estadounidense y el mayor referente de su futbol.

Se había retirado en 2016 y parecía que su historia tendría un final feliz tras ganarlo todo con el Galaxy y abrir el camino para Estados Unidos. Sin embargo, en un golpe mediático, el León lo sacó del retiro. El Capitán América ha vuelto.
Fuente: RECORD